El último Consejo Interterritorial del SNS ha dado lugar al acuerdo para la Estrategia Nacional frente al COVID-19. Se trata del documento en el que se describen los criterios, los instrumentos, los indicadores y las acciones compartidas entre todas las Administraciones Públicas. Dada la incertidumbre actual, el Ministerio de Sanidad ha aclarado que esta Estrategia Nacional es un documento vivo. De esta forma, se incorporarán todas las mejoras que vayan produciéndose como consecuencia de la aplicación de la misma en cada uno de los territorios.

El Consejo Interterritorial del SNS ha acordado que las medidas deben tener un margen temporal de, al menos, 7 días consecutivos. Todo ello con el objeto de tener capacidad de evaluación de su eficacia.

Solo en casos de especial movilidad podrían tener cabida excepciones en este margen temporal, previa valoración de los equipos técnicos de la Comunidad Autónoma y el Ministerio.

Las CC. AA. también han acordado una declaración conjunta de condena rotunda a los altercados y disturbios producidos en varias ciudades. También ante las actitudes negacionistas e intolerantes que los han promovido.

Estrategia Nacional frente a COVID-19

Respecto al contenido de la Estrategia Nacional frente al COVID-19, compila las acciones necesarias para doblegar la curva y mantener bajo control la pandemia. La principal de todas ellas es la declaración del estado de alarma vigente.

El documento de actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de Covid-19, aprobado el 22 de octubre, también está recogido en la Estrategia. También compila las medidas coordinadas con las CC. AA.  En concreto, los cinco paquetes de Actuaciones coordinadas en Salud Pública.

Este modelo de cogobernanza entre el Gobierno y las comunidades autónomas trata de ser un marco normativo común en toda España. Tal y como como fue el Real Decreto-Ley de Nueva Normalidad.