Con motivo del 65º Congreso de la Asociación Española de Pediatría (AEP), que ha comenzado este jueves en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Galicia, los pediatras han destacado el papel que ha jugado el modelo pediátrico para que la Sanidad española ocupe el octavo lugar entre las mejores del mundo, tal y como ha publicado la revista científica The Lancet. Según ha señalado el profesor Serafín Málaga, presidente de la AEP, "a pesar de que nuestro modelo ha demostrado beneficiosos resultados en la salud infantil y juvenil -previniendo patologías y complicaciones en la edad adulta-, hay claros indicios de que podemos estar viviendo un proceso de destrucción del mismo".

notica

Por ello, el profesor Málaga ha instado a las administraciones a tomar medidas para garantizar el derecho de los menores a ser asistidos por pediatras. Medidas que pasan por "reconocer dentro de los planes formativos de los profesionales médicos a las especialidades pediátricas y convocar más plazas de Pediatría para dar respuesta al déficit de pediatras que ya existe".

Por su parte, el profesor Antonio Jurado, presidente del Comité Científico del Congreso de la AEP, ha subrayado la relevancia de impulsar "la formación de los profesionales y la investigación en la disciplina para llevar a las consultas de Atención Primaria y Hospitalaria los últimos conocimientos, diagnosticar precozmente las enfermedades y aplicar tratamientos cada vez más efectivos".

Este es precisamente el propósito de este Congreso en el que durante tres días se darán cita cerca de 2.000 pediatras para, a través de más de 60 actividades científicas, tratar las últimas novedades y actualizaciones de la ciencia pediátrica. "En este sentido, cabe destacar el creciente interés por temas de carácter social con implicaciones clínicas pediátricas como es el caso del acoso escolar, la identificación de género, el abuso sexual o la violencia de género en adolescentes", explica.

La Pediatría gallega

La celebración de esta 65º Reunión de la Pediatría ha servido para analizar la salud asistencial de la Pediatría en Galicia. "La calidad de la Pediatría en España ha aumentado exponencialmente por el desarrollo tecnológico y de las especialidades, y hoy podemos decir que tanto a nivel nacional como en Galicia es extraordinaria", subraya el profesor José Ramón Fernández Lorenzo, presidente de la Sociedad de Pediatría de Galicia (SOPEGA), si bien reconoce que hay áreas de mejora. En línea con el profesor Málaga, señala que "uno de los problemas de la especialidad en la región es que hay un déficit de pediatras en Atención Primaria de un 10 por ciento. en Hospitalaria la cobertura es buena". Concretamente en Galicia hay 169 pediatras de Atención Hospitalaria y 298 en Primaria. Con el objetivo de poder dar una cobertura más óptima y disminuir el impacto de este déficit, explica que "las sociedades científicas, junto con los jefes de servicio de los hospitales, estamos trabajando con la administración para hacer un estudio de situación de la Pediatría en la Comunidad y valorar soluciones como la concentración de pediatras en algunos centros". En su opinión, otra área de mejora es la actualización de los centros de salud. "Es necesaria una inversión en tecnología y medios en primaria, igual que se ha hecho en el ámbito hospitalario".

Respecto a las "fortalezas" sanitarias de la Pediatría en la Comunidad, el presidente de SOPEGA apunta a la investigación. "Contamos con importantes áreas de investigación, que son referencia nacional e internacional, sobre todo en vacunas, en enfermedades metabólicas, y genéticas", concreta. En este punto, el profesor Málaga añade que es necesaria una mayor inversión en investigación pediátrica "que por sus implicaciones legales al tratarse de menores, es muy dispar frente a la investigación clínica en adultos".

El profesor Jurado reclama también "que la atención sanitaria, el acceso a las pruebas diagnósticas o el calendario vacunal de los niños en España no dependa de la comunidad autónoma en la que nazcan o vivan. Todos los niños tienen el mismo derecho a acceder a servicios sanitarios que representen un beneficio para su salud y/o calidad de vida".