Con motivo del Día de la Atención Primaria, la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) ha lanzado la campaña ¡AHORA! o NUNCA. Se trata de una iniciativa que denuncia la situación insostenible de la AP. Algo que venía de lejos, pero que se ha agravado aún más con la pandemia del COVID.

Esta sociedad científica lleva mucho tiempo denunciando, ante la pasividad de la Administración, la situación insostenible de la AP. “Saturación, deterioro, desigualdad, falta de recursos, burocracia… son palabras que describen el día a día de los profesionales que trabajamos en la AP”, afirma Jose Polo, presidente de SEMERGEN.

Los profesionales son los protagonistas de la iniciativa, a través de la difusión en redes sociales de diferentes vídeos en los que explican áreas de mejora y posibles soluciones, imprescindibles para que esta situación cambie. A esta iniciativa también se ha unido el actor Antonio Resines.

Situación insostenible de la AP

SEMERGEN ya presentó hace meses el ‘Documento para la reconstrucción del SNS: propuestas para un nuevo modelo de AP’. En el mismo ya se hacía saber de la situación insostenible de la AP en nuestro país. Para abordarla, se planteaban diferentes acciones que pasaban por la necesidad de llegar a un gran consenso social. Es decir, un pacto de estado e para identificar la cantidad de inversión y recursos que hay que dedicar a la Sanidad. Y es que la falta de presupuesto para Atención Primaria es una de las principales causas de la situación actual.

Esta sociedad viene denunciando desde hace años la necesidad de aumentar la capacidad resolutiva de la AP, pues se sabe que es coste-efectiva. “Pero para ello hay que dotar al centro de salud y proporcionar al médico de familia la posibilidad de acceso a las pruebas diagnósticas que hoy no tiene”, afirma el presidente.

El presidente de SEMERGEN también ve necesaria la puesta en marcha de un análisis de dotación de personal. “No existe en España un registro de profesiones sanitarias correctamente realizado”, afirma.  Todos estos motivos justifican que el momento es ¡AHORA! “La Atención Primaria no puede esperar más”, concluye Polo.