Una pequeña molécula, componente de anticuerpo, aislada por científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh (Estados Unidos), la más pequeña hasta la fecha, ha logrado en modelos animales neutralizar al nuevo coronavirus causante de la Covid-19.

Esta pequeña molécula se ha utilizado para construir un fármaco, conocido como Ab8, para su posible uso terapéutico y profiláctico contra el SARS-CoV-2. Según informan los expertos, cuyo trabajo publica la revista ‘Cell’, es “muy eficaz” para prevenir y tratar la infección por SARS-CoV-2 en ratones y hámster.

El pequeño tamaño aumenta su potencial de difusión en los tejidos para neutralizar mejor al virus, y permite administrar el fármaco por vías alternativas, incluida la inhalación. Además, no se une a las células humanas, lo que es una “buena señal” de que no provocará efectos secundarios en las personas.

Una pequeña molécula terapéutica y profiláctica

“El Ab8 no solo tiene potencial como terapia para el Covid-19, sino que también podría usarse para evitar que contraer infecciones por coronavirus. Los anticuerpos de mayor tamaño han actuado contra otras enfermedades infecciosas y han sido bien tolerados. Podría convertirse en un tratamiento eficaz para pacientes con Covid-19 y para la protección de aquellos que nunca han tenido la infección y no son inmunes”, señalan los expertos.

Según han observado, incluso a la dosis más baja, Ab8 disminuyó 10 veces la carga viral en esos ratones en comparación con los no tratados. Además, también fue eficaz en el tratamiento y la prevención de la infección por SARS-CoV-2 en hámster.