Medscape, plataforma de información sanitaria especializada, ha realizado un nuevo informe sobre ‘Problemas sociales que preocupan a los médicos españoles’. Con una propuesta inicial de siete temáticas sociales, los resultados muestran con claridad las cinco áreas principales que más preocupan a los médicos. En primer lugar, un 89 por ciento se decantó por el acceso a los servicios sanitarios. Otros temas fueron:  las políticas migratorias (86 por ciento); el consumo de drogas (85 por ciento); la violencia de género (85 por ciento); y el cambio climático (74 por ciento). En orden decreciente, algo más de un 30 por ciento consiguieron los derechos reproductivos (32 por ciento), seguido por los derechos del colectivo LGTBIQ+ (29 por ciento) y otros problemas sin definir (21 por ciento).

En la encuesta han participado cerca de un millar de médicos españoles, pertenecientes a diferentes especialidades. Se realizó entre el 31 de mayo y el 15 de agosto del 2022. “Con este informe, hemos querido mostrar la percepción de los médicos ante cuestiones que les atañen, no sólo en el ámbito médico, sino también como individuos activos de una sociedad”, ha señalado Javier Cotelo Vila, miembro del Comité Editorial de Medscape en español.

Preocupaciones de los médicos españoles

Otras conclusiones del informe recogen la percepción de los profesionales respecto al sistema y los servicios sanitarios. De esta forma, el 90 por ciento los médicos españoles han observado un aumento en las listas de espera en los últimos cinco años. Este porcentaje que se aproxima al 100 por ciento (97 por ciento) en los médicos menores de 45 años. Además, hasta un 77 por ciento considera que la calidad de la asistencia sanitaria ha disminuido en este último lustro. Igualmente, casi nueve de cada diez (88 por ciento) creen que la COVID-19 ha tenido un impacto negativo en el empeoramiento de esa calidad.

El informe también muestra la interacción de los médicos en problemáticas sociales. Así revela que casi el 80 por ciento de los médicos ha tratado de estos temas con sus pacientes. Por otra parte, un 54 por ciento indica que el comentar estas cuestiones no ha conllevado consecuencias negativas. En concreto, un 23 por ciento alega que ha tenido discusiones con colegas. Finalmente, a un 19 por ciento le ha supuesto problemas con superiores y a un 14 por ciento con pacientes. En este punto, el 52 por ciento de los encuestados considera que las organizaciones médicas profesionales no se implican lo suficiente para abordar los problemas sociales.