SECCIÓN  patrocinada por: 

Nota: Los contenidos de esta sección son informaciones de actualidad y de interés general elaboradas por la redacción de El Médico Interactivo. No existe conflicto de intereses entre los autores, las fuentes y el patrocinador

Las condiciones especiales de esta primavera para los pacientes con rinitis alérgica son analizadas por Adriana Izquierdo-Domínguez, de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC). Esta especialista en Alergología cuenta su experiencia en la Unidad AlergoRino del Centro Médico Teknon y en la Unidad de Alergología de la Clínica Diagonal de Barcelona.

¿Cómo ha vivido y está viviendo en el ámbito profesional la actual situación de alerta sanitaria?

La vivimos física y emocionalmente de una forma muy dura. Actualmente, y desde hace unas semanas, estamos volviendo a nuestras agendas y consultas de pacientes para realizar los controles rutinarios.

¿Qué valoración hace del papel de la especialidad en esta pandemia?
Es imprescindible, tanto por la especialidad como por ser médicos, ya que muchos de nosotros estuvimos en equipos multidisciplinarios cuidando pacientes COVID-19 en primera línea.

¿Se ha podido mantener el contacto con los pacientes durante el confinamiento?
Completamente, las redes sociales y la comunicación actual permiten que los pacientes puedan contactarte en casos necesarios.

¿Qué cambios serán obligatorios en las consultas de otorrinolaringología para atender a las personas con rinitis alérgica?
Habrá que hacer cambios en la infraestructura, como, por ejemplo, en las salas de espera, para evitar la acumulación de pacientes, así como el tiempo entre citas. Dentro de la consulta tenemos que aplicar los protocolos de COVID-19.

¿Cómo está siendo esta primavera para los alérgicos, teniendo en cuenta las circunstancias actuales?
Nos estamos encontrando pacientes con rinitis por pólenes que han permanecido muy estables, porque el confinamiento ha ayudado a evitar la exposición. En cambio, los pacientes con rinitis alérgica por alérgenos de interior, como ácaros o epitelios de animales, han empeorado claramente durante la pandemia. En estos casos los pacientes educados para su tipo de rinitis han tomado las medidas higiénicas dentro de casa.

¿Ha habido un adelanto del periodo de alergia por la polinización? ¿Cómo afecta la polinización a los pacientes alérgicos según la zona en la que residan?
Cada año, la zona, la situación climática, las lluvias, la humedad y los vientos hacen que varíen las polinizaciones de diferentes especies de plantas y árboles. Siempre recomendamos a los pacientes que miren la página web www.polenes.com, donde se informan de estos datos para correlacionar los síntomas con el aumento de granos de polen por metro³.

¿Sigue habiendo temor y confusión con los síntomas del coronavirus y la rinitis alérgica?
Está claro que este año 2020 ha sido especial para todos, pero también para los pacientes con rinitis alérgica, ya que coincidió el máximo pico de la pandemia con la primavera. Efectivamente, hubo población que pudo confundir los síntomas, pero ahora tras los controles y seguimiento a los pacientes podemos explicarles y orientarles respecto a la diferencia de síntomas.

¿En qué medida la mascarilla favorece a los pacientes con rinitis alérgica?
La mascarilla podría favorecer a los pacientes con rinitis alérgica por pólenes, pero en realidad, según el tipo de mascarilla y según el diámetro de los diferentes pólenes, no nos ayuda. Además, pacientes con rinitis alérgica notan empeoramiento sobre todo de la mucosidad al llevar la mascarilla y tienen la necesidad de limpiar la nariz.

¿Se han observado cambios en los hábitos de las personas con rinitis alérgica durante estos meses en cuanto al tratamiento?
Los cambios en cuanto al tratamiento han sido sobre todo en los pacientes que llevan un tratamiento específico para rinitis alérgica, como es la inmunoterapia específica para alérgenos. Esto se debe a que muchos centros de salud no pudieron continuar administrando mensualmente el tratamiento subcutáneo. Algunos pacientes pudieron seguir en centros diferentes, mientras que otros contactaron telemáticamente con los especialistas y acordaron una estrategia de tratamiento durante la pandemia, así como la continuación del tratamiento apenas se pudieran desplazar.

¿Qué experiencias aprendidas destacaría?
Es muy importante que los pacientes tengan unas normas y estrategias de su patología. Así, en casos excepcionales como el que hemos vivido podrán y sabrán controlar su enfermedad, aunque no nos vean. También es necesario que puedan contactar con nosotros cuando nos necesiten, ya sea vía telemática, telefónica, por mail o redes sociales. Saber que estamos ahí para ellos es muy satisfactorio, y, además, también recibimos su apoyo.