SEVILLA (EUROPA PRESS)

El consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Aquilino Alonso, en relación al brote de fiebre ‘Q’ detectado este jueves en el municipio sevillano de Lora del Río, ha asegurado que, de momento, “solo existe un caso confirmado, mientras que otro está por confirmar” y que esta enfermedad “normalmente cursa de una forma muy leve”, aunque ha añadido que se están tomando las medidas preventivas necesarias, en colaboración con la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, “para evitar que la situación se propague”.

En declaraciones a los periodistas antes de firmar un convenio marco con el Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos (Cacof), Alonso ha querido lanzar un mensaje de “tranquilidad” a los ciudadanos preocupados por esta situación provocada por la bacteria ‘Coxiella burnetti’ y anunciada este jueves por el alcalde de Lora del Río, Antonio Miguel Enamorado (PP),

Asimismo, ha dicho que la propagación de la fiebre ‘Q’ se hace a través de excrementos de animales y la inhalación de polvo contaminado por las mismas heces, por lo que “no hay una transmisión entre personas”, momento que ha aprovechado para recalcar que se procederá a aplicar un criterio preventivo, “como la vacunación de la cabaña ganadera” que existe en la localidad loreña. En la misma línea, el consejero ha recordado que todos los años “se produce algún caso de fiebre ‘Q'”, pero, incide, “es una enfermedad que cursa de forma leve”.

Por su parte, la secretaria general de Salud Pública y Consumo de la Junta, Josefa Ruiz, ha explicado que esta enfermedad “es leve y, muchas veces, asintomática”. No obstante, ha apuntado que hay que tomar las medidas oportunas con la cabaña ganadera y ha recomendado evitar el contacto con los animales, “más allá de las personas que profesionalmente trabajan en la granja”, ganaderos que, según Ruiz, “saben cuáles son las medidas para evitar este tipo de enfermedades”.