Ana Pastor, presidenta del Congreso de los Diputados, y Alberto Núñez Feijoo, presidente de la Xunta de Galicia, han participado este miércoles en la inauguración del 21 Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria, celebrado en Santiago de Compostela. Además, les han acompañado Jesús Vázquez Almuiña, conselleiro de Sanidade, y los representantes de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) y la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (Ande), organizadoras del encuentro.

“Para mí es un honor dirigirme a todos vosotros en un ámbito que me es familiar y que, sin duda, es el ámbito al que volveré cuando pueda”. Con estas palabras ha comenzado Ana Pastor su intervención en la inauguración del Congreso, precisamente el día en que se conoció que su sustituto al frente de la Cámara Baja será Miguel Iceta (PSOE).

Ana Pastor, exministra de Sanidad y recientemente reelegida diputada por el PP de Pontevedra, ha dicho que “más que nunca, es importante que los directivos sanitarios tengan una alta cualificación gerencial, así como una contrastada capacidad de empatía, de liderazgo y de comunicación”.

Por su parte, Núñez Feijoo ha destacado la labor de los directivos y gestores de la Sanidad, y se ha mostrado agradecido “por su profesión, por su trabajo, por su dedicación y por su compromiso”. “Con conocimiento de causa les digo que ustedes tienen que trabajar en todos los frentes: la calidad, la agilidad, la seguridad, la legalidad y, además, tener éxito en cada una de sus decisiones y de sus actos, durante las 24 horas de los 365 días del año”.

“Ningún otro servicio público tiene el nivel de exigencia y de excelencia de la Sanidad en España”, ha aseverado el presidente gallego, quien ha añadido: “Yo me declaro partidario de mantener un sistema sanitario público y universal”, algo que “otros países de nuestro entorno no han sido capaces de construir o de preservar”. Además, ha solicitado un debate “sin demagogias” entre el Ministerio y las comunidades autónomas para definir un nuevo sistema de financiación. “Los éxitos que hemos conseguido tienen que servir de estímulo para hacer un replanteamiento de la financiación del sistema sanitario español. Es el momento de sentarse y configurar una hoja de ruta para consolidar el sistema sanitario que dejaremos para el futuro. Todos los presidentes autonómicos estamos disponibles para hablar de la financiación, porque los presidentes autonómicos nos dedicamos a dos grandes tareas: la Sanidad y el resto. Tenemos todo el interés y toda la urgencia”.