La Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) tiene nuevo presidente. Se trata del jefe del servicio de Medicina Intensiva del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia, Álvaro Castellanos.  El nombramiento se ha oficializado durante el LVI Congreso Nacional de SEMICYUC, celebrado en formato digital durante esta semana. Está previsto que el nuevo presidente se mantenga en el cargo hasta 2023.

Para Álvaro Castellanos, “la flexibilidad organizativa será la norma a partir de ahora en las UCI”. Según el nuevo presidente las ampliaciones estructurales conseguidas deben acompañarse de una dotación de personal estable para afrontar el constante aumento de volumen y de complejidad.  Además, “son una oportunidad que hemos de aprovechar para estratificar la asistencia”. También para desarrollar tanto las unidades de cuidados intermedios como los servicios extendidos de medicina intensiva (SEMI) de apoyo a las plantas de hospitalización.

Retos de Álvaro Castellanos

Igualmente, el nuevo presidente tendrá la responsabilidad de comandar la esperada ‘vuelta a la normalidad’ de los servicios de Medicina Intensiva tras la pandemia. “Necesitamos un poco de tranquilidad en las unidades”.

Álvaro Castellanos es jefe del servicio de Medicina Intensiva del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia desde 2014.  Además, es coordinador nacional del Programa Europeo de Formación Especializada CoBaTrICE. Este unifica competencias, recursos educativos, evaluaciones y guías clínicas para la formación en Medicina Intensiva en diferentes regiones del mundo, auspiciado por la Sociedad Europea de la especialidad.

El nuevo presidente sustituye a Ricard Ferrer, actual responsable del servicio de Medicina Intensiva del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona. Este se mantiene en la Junta Directiva de la SEMICYUC como presidente saliente.