En su visita a México para la Segunda Semana de la Innovación en Salud organizada por la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF), el Dr. Frank Lichtenberg, profesor de negocios en la Universidad de Columbia e investigador asociado en el National Bureau of Economic Research, señaló la importancia de la inversión en innovación farmacéutica para beneficiar la salud de la población y la economía del país.

Durante su ponencia, Lichtenberg destacó casos como el de Canadá, que gracias a la apertura farmacéutica, ha logrado disminuir el número de muertes por cáncer, “la cifra de casos no ha disminuido, pero sí  las muertes” señaló. Los tipos de cáncer en los esa nación ha innovado en mayor medida son leucemia, seno y colon;  y se espera que siga disminuyendo en los próximos 10 años, beneficiando no sólo a la salud del paciente sino a su economía.

Otro caso es el de Grecia, donde se ha notado un incremento en el promedio de vida a partir de la introducción de nuevos medicamentos y tratamientos para diversas enfermedades, pues mientras en 1995 la esperanza de vida era de 74,5 años, para 2009 incrementó a 76,7; y se estima que este incremento se debe principalmente a la apertura farmacéutica entre 1992 y 2007.

También señaló que debe haber un trabajo en conjunto entre las universidades, el gobierno y el sector privado, pues el crecimiento económico está fuertemente ligado al progreso tecnológico, objetivo que puede lograrse en mejor medida mediante la investigación y desarrollo, y cada uno de los sectores mencionados tiene algo que aportar.

Anuncian recortes a salud

En contraste con el mensaje de inversión e innovación, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció en los pre criterios de política económica, que el próximo año, 18 de 36 programas prioritarios de la Secretaría de Salud, Educación Pública y Agricultura se verán afectados por un recorte presupuestal de 175.000 millones de pesos.

En cuanto al sector sanitario, siete de 13 programas prioritarios, entre ellos el de vacunación, dejarán de percibir en conjunto 242,5 millones de pesos.

El año pasado, el presidente Enrique Peña Nieto, publicó en su informe anual que el presupuesto asignado a la Secretaría de Salud había ascendido a 134.847,6 millones de pesos, registrando un aumento de 9,5 por ciento desde 2012; y asentó que los principales programas a los que se destinó dicho presupuesto fueron Seguro Popular; Prestación de servicios en los diferentes niveles de atención a la salud; Formación y desarrollo profesional de recursos humanos especializados para la salud; Proyectos de infraestructura social de salud; y PROSPERA Programa de Inclusión Social.