Si bien el 21 de marzo ya es una fecha señalada en el calendario de muchos médicos, puesto que está convocada una manifestación nacional frente al Ministerio de Sanidad a las 12 de la mañana, los médicos del Servicio Madrileño de Salud también están convocados a realizar una huelga para defender sus condiciones laborales, y con ello, la calidad de la asistencia de los pacientes.

Así lo ha informado la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) que ha convocado dos jornadas de huelga desde las 8 de la mañana a las 9 de noche, para el personal facultativo del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) los días 21 de marzo y 2 de abril. Como han manifestado desde el sindicato, “hay razones” para este paro laboral, puesto que se ha llegado al límite absoluto del deterioro de las condiciones laborales de los facultativos y eso, además, “está afectando gravemente a la calidad de la asistencia que se presta a los pacientes”.

Desde AMYTS insisten en que hasta ahora habían rehuido de la posibilidad de una huelga, por cuestiones de responsabilidad y profesionalidad,  sin embargo, actualmente la situación es diferente debido a que “ahora lo que está en peligro es todo el sistema sanitario”. En este sentido, argumentaban que “las reducciones presupuestarias han sido dramáticas”, de forma que “se han hecho y se siguen haciendo contratos leoninos, y los médicos hemos sufrido la peor parte del recorte y se nos ha usurpado el protagonismo en la posible reforma que nunca se hizo”.

Reivindicaciones del 21 de marzo

Respecto a las peticiones de los médicos que coincidirán en la manifestación del 21 de marzo, convocada por la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), a la que pertenece AMYTS, con el apoyo de todos los integrantes del Foro de la Profesión Médica, se reclaman cuestiones como la recuperación de la jornada semanal de 35 horas; la carrera profesional igual para todas las CC.AA y para todos los profesionales independientemente de su tipo de contratación, o la recuperación del poder adquisitivo perdido en los recortes.

Otras reclamaciones pasan por la realización de Ofertas Públicas de Empleo (OPEs) y concursos de traslados con periodicidad bienal (como mínimo) y donde las lenguas cooficiales no sean un requisito; el equiparar el número de plazas MIR al de graduados en las Facultades de Medicina; o garantizar los requisitos de titulación de los médicos que ejercen en el SNS.

[socialpoll id=”2493814″]