Redacción/E.P., Madrid.- La ministra de Sanidad y Consumo, Ana Pastor ha señalado en su comparecencia en el Senado, que nueve Comunidades Autónomas, además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, ya han firmado el convenio por el que se adhieren al proyecto de la Tarjeta Sanitaria Individual. Pastor ha añadido que Castilla-La Mancha y Asturias, aunque están pendientes de la firma, participan ya en la base de datos.

Pastor respondía así a la pregunta de la senadora del PP María Ángeles Font sobre lo que va a suponer para los ciudadanos la disponibilidad de la tarjeta sanitaria única. En este sentido, aseguró que representa un "instrumento clave" para garantizar la cohesión del sistema nacional de salud, por lo que se recoge como una "actuación prioritaria del Gobierno".

Así, en su intervención en la Cámara Alta, ha detallado las ventajas que reporta esta tarjeta tanto a los usuarios del Sistema Nacional de Salud como a los diferentes servicios administrativos de las CC.AA. "Gracias a ella se garantizará la accesibilidad de los ciudadanos al SNS, permitiendo que todos reciban una atención de calidad independientemente del punto en el que se encuentren de la geografía española", ha explicado Pastor.

La nueva TIS posibilitará una mayor comodidad de los ciudadanos en su circulación por los distintos servicios de salud, ya que dispondrán de un elemento de identificación conocido y compartido en todo el Estado.

En segundo lugar, según Pastor, agilizará los procesos administrativos, al poder intercambiarse las administraciones sanitarias los datos del paciente de manera automática.

En último término, este nuevo sistema redundará en una mejora de la calidad en la atención, al poder acceder a la información sanitaria existente en cualquier punto del SNS mediante el código identificativo único y propio de cada individuo.

Con este código, se podrá establecer fácilmente un sistema de acceso a los datos sanitarios existentes sobre el paciente, en cualquier dispositivo asistencial de las diferentes regiones, siempre con un respeto absoluto al marco legal de protección de datos.

Ana Pastor ha explicado que con la unificación de las tarjetas sanitarias se produce una comunicación permanente de estas bases de datos, a través de un sistema que facilita que todas ellas interoperen y se intercambien información sobre los ciudadanos, articulándose un sistema de identificación personal único para todo el Sistema Nacional de Salud.

La diversidad de modelos de tarjeta sanitaria, los diferentes códigos de identificación personal y la incomunicación de las bases de datos, "han planteado ciertas dificultades en el SNS, haciendo imposible el intercambio automático de información entre las diferentes regiones españolas", ha señalado Pastor.

Este proyecto facilitará asimismo -ha añadido la ministra- la convergencia la Tarjeta Sanitaria Europea, que previsiblemente entre en vigor el junio de 2004.

Células madre

Por otro lado, el Grupo Popular bloqueó también en el Senado, gracias a su mayoría en la Cámara y contra la postura de todos los grupos de la oposición (a excepción de una abstención de un senador de CiU), una moción presentada por el Grupo Socialista para que el Gobierno regule "la posibilidad de explorar y rentabilizar con fines terapéuticos el ingente potencial sanitario que encierran las células troncales embrionarias humanas".

La iniciativa, rechazada por los 130 votos en contra del PP, 75 a favor y una abstención, fue enmendada por el Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos y perseguía también instar al Ejecutivo a destinar 6,5 millones de euros a financiar "los proyectos de investigación que, previa autorización por el Comité de Investigación de preembriones humanos, tengan como finalidad terapias sanitarias y de calidad de vida en personas enfermas".