El efecto complementario de la combinación rosuvastatina más ezetimiba es llegar a la máxima reducción de niveles de colesterol LDL, triglicéridos y colesterol total. También es de utilidad a la hora de cumplir con los objetivos en prevención secundaria con LDL  <70 mg/dl y < 55 mg/dl.

Así, añadir ezetimiba a rosuvastatina puede conseguir reducciones de cLDL del 56 hasta el 63%.

Es más eficaz la combinación rosuvastatina/ezetimiba que la monoterapia, ya que se consigue una mayor reducción del LDL, lo que va a permitir reducir más el riesgo cardiovascular (RCV). De esa forma, se puede lograr con más facilidad las cifras objetivo de LDL recomendadas en las Guías EAS/ESC 2019.

La combinación resulta ser muy eficaz en los pacientes de muy alto riesgo cardiovascular. El objetivo recomendado en las Guías EAS/ESC 2019 es de c-Ldl <55mg/dl. Resulta difícil alcanzar esa cifra con monoterapia incluso a dosis altas.

Alto riesgo

En pacientes diabéticos y con hipercolesterolemia; es decir, los que se encuentran en alto riesgo cardiovascular, el objetivo es c-LDL<70mg/dl. Para lograrlo, la combinación rosuvastatina/ezetimiba es una gran aliada.

La terapia combinada con estatinas y ezetimiba tiene su base en los mecanismos de acción diferentes y complementarios de ambos fármacos.

Las estatinas inhiben el enzima HMG-CoA reductasa, lo que limita la síntesis de colesterol.

Ezetimiba inhibe la absorción del colesterol biliar y de la dieta en las vellosidades intestinales a través de interacción con la proteína Niemann-Pick C1 likel, por lo que se reduce el colesterol que llega al hígado.

En consecuencia, se produce una sobreexpresión de receptores de LDL hepáticos, que produce un aumento de la eliminación de LDL de la sangre.

Indicaciones

Se debe asociar ezetimiba cuando el paciente tenga un riesgo cardiovascular alto o muy alto y no se consiga controlar con monoterapia o no tolere dosis altas de estatinas.

Con la combinación se consiguen mejores resultados de reducción de colesterol LDL que duplicando dosis de cualquier estatina.

La combinación de estos fármacos facilita la adherencia y cumplimentación. La mayoría de estos pacientes suelen tener patologías concomitantes y muchos están polimedicados.

Para la elaboración de este artículo se ha contado con la colaboración de los doctores especialistas en Medicina de Familia Juan Vicente Alfaro González, Antonia Alcolea Nieto y Francisco Ramírez Espín, de Murcia; Juan Antonio Pina Pelegrín, Alfonso Navajas Sanz y Francisco Belda Maruenda, del Centro de Salud de San Jose de la Vega; Miguel Belmar Bueno, José Portes Urraca, Iluminada Paniagua López, Miguel Sempere Pascual y Jose Antonio Ferrandez Navarro, de Santa Pola, y Gabriel Gómez Martínez, Pedro Manuel Román Morata, Patrocinio José Motos Díaz y Julio Yelo García.