E.P., Sevilla.- La organización sindical Cemsatse ha denunciado el "obstruccionismo" de la Dirección General de Personal del Servicio Andaluz de Salud (SAS) a los delegados de esta organización presentes en la Mesa Sectorial de Sanidad y "su actitud de impedir el derecho de representación de sus trabajadores". Según explica la organización sindical en un comunciado, el SAS aprobó en el transcurso de la reunión de la Mesa Sectorial de Sanidad la nueva resolución de retribuciones que deroga el anterior modelo retributivo "sin dar la oportunidad a Cemsatse sindicato mayoritario en este foro de negociación, de presentar alegaciones a un documento que entra en vigor desde esta aprobación".

En concreto, la mencionada resolución fue entregada sólo con 24 horas de antelación a Cemsatse para su estudio, "tiempo en el que es materialmente imposible plantear las posibles alegaciones a un texto tan amplio y de tanta relevancia para los profesionales sanitarios". De esta forma, "ante este nuevo agravio" hacia esta organización sindical, Cemsatse anuncia que emprenderá las acciones legales que sean posibles "contra este atentado a la Ley de Libertad Sindical y estudia la posibilidad de impugnar la resolución por los defectos que se han producido en su tramitación".

Además, tal y como critica, "en complicidad con el resto de sindicatos de clase presentes en la Mesa Sectorial", los representantes de la Administración sanitaria no les han dado la posibilidad de presentar posteriormente sus alegaciones al documento, "cuando el resto de fuerzas sindicales ya lo tenían desde hace varios días".

Para Cemsatse, esta situación supone "una nueva demostración de la actitud dictatorial de la Administración sanitaria y del castigo al que quiere someter a un sindicato que representa a los profesionales sanitarios andaluces".

Asimismo, recuerda que "esta campaña de acoso viene sucediéndose de forma reiterada desde el pasado mes de noviembre, cuando la organización sindical se negó a firmar un acuerdo que en su opinión supone un retroceso en los derechos adquiridos por los profesionales sanitarios de Andalucía durante los últimos quince años".

Por último, el sindicato advierte a los responsables del SAS y a la Consejería de Salud que continuará con las movilizaciones "de las que serán los únicos responsables por su reiterada actitud de crear un clima de confrontación permanente".