El pleno del Parlamento andaluz ha aprobado la ley que permitirá iniciar en la Comunidad Autónoma las investigaciones con células madre embrionarias con fines terapéuticos. Con esta norma se establece en Andalucía un marco legal para la realización de estas investigaciones, que se desarrollarán en virtud del convenio suscrito el pasado mes de diciembre entre la Administración autonómica y el director del Instituto de Bioingeniería de la Universidad Miguel Hernández de Elche, Bernat Soria, informa el Gobierno regional en un comunicado.

El texto legal regula la investigación con células procedentes de preembriones sobrantes de técnicas de fecundación in vitro, siempre que éstos superen el límite legal de cinco años de criopreservación.

La realización de estas investigaciones queda regulada en esta Ley a través del Comité de Investigación con Preembriones Humanos, un órgano colegiado adscrito a la Consejería de Salud que se encargará de autorizar los proyectos que se ajusten a los requisitos fijados y de garantizar el cumplimiento de las condiciones en que debe realizarse el consentimiento informado por los donantes. El citado Comité asumirá también la custodia legal de los preembriones y mantendrá una base de datos de acceso público en la que figurarán todos los datos relativos a la investigación.

Por lo que respecta a los preembriones que se utilicen para estos estudios, la nueva norma establece que éstos no deberán haberse desarrollado "in vitro" más de 14 días después de la fecundación del óvulo, sin contar con el período de tiempo en que puedan haber estado crioconservados.

Para que cada uno de estos proyectos de investigación pueda llevarse a cabo, la Ley establece la necesidad de contar con la preceptiva autorización del Comité de Investigación con Preembriones Humanos, ante el que los grupos de investigación deberán acreditar científicamente la imposibilidad de desarrollarla con animales, así como su utilidad para mejorar la salud de las personas. La autorización para estas investigaciones, que no podrán perseguir fines lucrativos, requerirá también el informe del Comité de Ética de la Investigación de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Consentimiento informado

La Ley que regulará estas investigaciones en Andalucía establece igualmente los mecanismos de seguridad en lo referente a la donación y consentimiento informado de los progenitores. En este sentido, contempla que los preembriones sobrantes de las técnicas de fecundación "in vitro" deberán ser donados por los progenitores a través de consentimiento escrito, emitido después de haber sido informados de los objetivos que se persiguen con la investigación y sus implicaciones.

En el caso de los embriones sobrantes en el momento en que esta Ley entre en vigor, el texto establece la necesidad de localizar a los progenitores para que manifiesten su voluntad sobre la posibilidad de donarlos para la investigación, aunque en los casos en que los dos hayan fallecido o no sean localizables, su cesión se realizará por los responsables de los centros de reproducción asistida, siempre y cuando haya concluido el plazo de crioconservación.

Los preembriones que vayan a utilizarse en estas investigaciones procederán de los centros de reproducción asistida, y en los casos de aquellos que hayan sido donados por los progenitores y que hayan superado los cinco años de criopreservación, serán puestos a disposición del Comité de Investigación con Preembriones Humanos, que se encargará de autorizar las investigaciones.

La nueva norma contempla también que los centros que desarrollen estos trabajos estén debidamente acreditados, homologados y autorizados por la autoridad sanitaria competente. Esta Ley entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA). Asimismo, en los próximos días tendrá lugar la firma de un convenio con la Universidad Miguel Hernández de Elche para la incorporación efectiva del profesor Bernat Soria como asesor al proyecto de investigación de la Junta de Andalucía.

Líneas prioritarias

La aprobación de la nueva norma permitirá proporcionar un soporte jurídico a este proyecto, que pondrá en marcha la Consejería de Salud bajo la asesoría de Bernat Soria. Ello colocará a Andalucía en una posición de vanguardia en la investigación biomédica con células madre, ya que esta Comunidad contará con uno de los centros investigadores en esta línea más potentes de Europa.

El acuerdo suscrito entre la Junta y Bernat Soria se inscribe dentro de un proyecto más amplio que abarca el desarrollo de una red de Centros de Excelencia Investigadora en Andalucía del que forma parte el Laboratorio de Investigación en Biomedicina del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, que dirige el doctor López Barneo. Precisamente será en este laboratorio donde la Junta iniciará el proyecto de investigación con células madre, ya que estas instalaciones constituyen la primera fase del futuro Centro andaluz de Investigación de Biomedicina.

Las investigaciones se centrarán en varias líneas de trabajo, entre las que se priorizan la diabetes, mediante la obtención de células productoras de insulina y el trasplante de islotes pancreáticos. las neurociencias, con el desarrollo de células productoras de dopamina para el tratamiento del Parkinson. la Cardiología, a través del trasplante de células madre para la regeneración del músculo cardiaco en pacientes que han sufrido un infarto, y el aparato locomotor, con el trasplante de células madre para el tratamiento regenerativo óseo.

Asimismo, se desarrollará un banco de líneas celulares como elemento básico para la realización de las investigaciones y referente para otros proyectos de investigación nacionales e internacionales.