Manifestaciones y concentraciones para defender la Sanidad Pública se sucederán el próximo 26 de noviembre en todas las provincias andaluzas. Las mismas están convocadas por la Coordinadora Andaluza de Mareas Blancas.

Con estas protestas se reivindica una atención “presencial, digna y adecuada” a los pacientes. También más personal y recursos para afrontar las listas de espera, para los centros de salud y para atender a las personas con discapacidad o dependencia.

La Marea Blanca señala la preocupación para nuestra sociedad del “deterioro progresivo” al que está sometida la Sanidad Pública en Andalucía. En concreto, con listas de espera que "afectan a más de 800.000 personas. Igualmente, con demoras excesivas para ser atendido en los centros de salud, falta de personal sanitario, etc. Las mismas, además, afectan especialmente a las personas más mayores y más vulnerables.

Continúa la huelga para defender la Sanidad Pública en Cantabria

Por su parte, los médicos cántabros de Atención Primaria han rechazado el borrador de preacuerdo que alcanzó el Sindicato Médico con la Consejería Sanidad el pasado viernes. Así, han decidido continuar la huelga que cumplió ayer su octavo día.

El principal escollo sigue siendo la agenda. Si bien el borrador de preacuerdo recoge que se limiten a 35 pacientes como pedían los médicos, estos quieren garantías para que esta cifra se cumpla. Esto pasa por contar con un protocolo sobre cómo gestionar al número 36. Además, otro aspecto que no acepta el colectivo es tener una agenda cerrada y que no se permita a los médicos citar a sus propios pacientes.

A pesar de estas dos líneas rojas, los médicos han aplaudido otros avances logrados en las negociaciones con Sanidad. Especialmente lo referido al personal de continuidad. Así, han celebrado que las 74 nuevas plazas de médico que se va a ofrecer desde Sanidad ya no serán contratos de este tipo.