Un estudio ha mostrado la eficacia de añadir la terapia biológica trastuzumab durante un año en mujeres operadas con cáncer de mama HER2+. Un tumor que representa el 25 por ciento de los cánceres de mama y que a priori es más agresivo en comparación con el resto. Esta investigación, en la que ha participado el Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM) y que ha sido publicado en ‘The New England Journal of Medicine’ (NEJM), ha confirmado que el tratamiento adyuvante (después de la cirugía) con quimioterapia más el anticuerpo trastuzumab durante un año mejora significativamente tanto la supervivencia global como la libre de enfermedad en mujeres con este tipo de tumor de mama. El objetivo principal del estudio fue determinar la supervivencia libre de enfermedad, seguido de la supervivencia global y la seguridad.

Para el doctor Miguel Martín, presidente de GEICAM, los avances en el conocimiento molecular de esta enfermedad están permitiendo el desarrollo de tratamientos más efectivos y menos tóxicos que las terapias tradicionales. “La identificación de la alteración HER2, asociada a un tipo de cáncer de mama y el desarrollo de trastuzumab constituye un ejemplo paradigmático de este avance. Este estudio viene a reforzar la idea de que debemos seguir apostando por la investigación traslacional que nos permita mejorar la eficacia a la vez que reducimos los efectos secundarios y mejoramos la calidad de vida de estas pacientes”, ha dicho.

Las 3.222 mujeres de 41 países incluidas en el estudio se dividieron en tres grupos a las que se les administró de forma aleatoria diferentes tratamientos; el segundo grupo recibió AC-T más trastuzumab, y al tercero se le administró docetaxel y carboplatino más trastuzumab (TCH). “Con estos resultados”, afirma el Martín, “podemos considerar que la terapia con TCH es una alternativa eficaz a los tratamientos estándar”.

Durante el tiempo de seguimiento, hubo 656 casos de recurrencias de la enfermedad. Tanto en supervivencia libre de enfermedad como en supervivencia global, el beneficio fue mayor en los grupos que recibieron trastuzumab. También fue mayor la supervivencia libre de enfermedad estimada a cinco años.

No se observaron diferencias significativas en la eficacia entre los dos regímenes de trastuzumab. Asimismo, se ha mostrado un beneficio de esta terapia biológica en pacientes con afectación de los nódulos linfáticos y alto riesgo de recaída.