La especialista en medicina del viajero la doctora Elizabeth Macías recomienda que los viajeros acudan con un especialista por asesoría médica especializada para contemplar los riesgos sobre cada destino, sobre todo si este es exótico, pues hay que investigar sobre las enfermedades más comunes a las que se estará expuesto y considerar los antecedentes médicos del paciente.

Los climas tropicales son aquellos en los que las precauciones deben extremarse, por ejemplo, las playas mexicanas, África y Asia en las que los turistas se exponen a picaduras de moscos, garrapatas, diferentes especies de moscas y pulgas que pueden contagiar fácilmente por medio de las picaduras. Las enfermedades más recurrentes que se contagian a través de vectores son la fiebre amarilla, el zika, dengue y chagas.

Informarse de manera oportuna puede ayudar a prevenir estas enfermedades con métodos fáciles de realizar como es la vacunación, ya que hay enfermedades endémicas por región y los cuadros básicos de vacunación cambian.

La utilización de repelentes específicos con DEET (N,N-Dietil-meta-toluamida) al 40% es un arma infalible de protección con la aplicación correcta, ya que se deben aplicar sobre piel y ropa. Los más efectivos son aquellos que tienen permetrina, y lo adecuado es rociarlos sobre la superficie externa de ropa, calzado, bolsas de dormir y otros objetos para impedir que los insectos se acerquen.

Exponerse al sol en diferentes meridianos puede resultar peligroso y enfrentar quemaduras en primer grado, por eso es sumamente importante que el viajero porte un bloqueador solar con un Factor de Protección Solar mayor a 30 y se aplique en cara, cuello y cuerpo sobre todo si la exposición es entre las 11 y las 16 horas, lapso en el que se debe evitar el contacto directo con el sol.

Se debe evitar el consumo de alimentos en vía pública para evitar la famosa “Diarrea del Viajero” y portar un desinfectante para evitar de manera efectiva tifoidea o la hepatitis A. El correcto lavado de manos también puede ayudar a evitar este padecimiento.

La también directora de Vacunas, Visas y Viajes sugiere llevar un botiquín de emergencias que porte material básico como gasas, agua oxigenada, algodón, guantes de látex, vendas, termómetro y toallitas antisépticas, pero lo más importante es investigar sobre los usos y las costumbres de cada destino.