El número de embarazos no deseados se ha multiplicado en jóvenes de entre los 18 y 24 años, mejor conocidos como “millenials” según datos de la OCDE. Los hábitos, como encuentros sexuales casuales, mayor número de parejas sexuales, relaciones abiertas y omisión o uso erróneo de los métodos anticonceptivos son una conducta que prolifera.

Tan solo en 2012 hubo más de 85 millones de embarazos no planeados, es decir, un 40% de todos los embarazos a nivel mundial, según diversos estudios sobre planificación familiar, esto como resultado de errores en el uso u olvido por parte de las usuarias en la toma de métodos como la píldora, expresó Betsy Reuss, sexóloga clínica por el Instituto Mexicano de Sexología.

Para reducir el número de embarazos no planificados hay que promover una “relación amigable” entre los millennials y los anticonceptivos. Y es que de acuerdo con encuestas internacionales sobre métodos anticonceptivos realizados a más de 12 mil mujeres jóvenes, el anticonceptivo ideal debe ser altamente eficaz, que no se tome diariamente y que tenga una baja dosis hormonal.

Para dar respuesta a las necesidades anticonceptivas de las mujeres millennials, Bayer de México presentó Kyleena, su nuevo Sistema Intrauterino (SIU), liberador de la hormona levonorgestrel de baja dosis, que ofrece una protección hasta por 5 años, con eficacia anticonceptiva superior al 99%, comparable a la esterilización femenina, y sin la necesidad de una rutina anticonceptiva diaria.

La Dra. Kristina Gemzell, jefa de Ginecología y Obstetricia del Departamento de Salud para las Mujeres y los Niños en el Instituto Karolinska en Estocolmo, Suecia, explicó que este pequeño y flexible SIU está constituido por un cilindro en forma de T con hormona, el cual una vez colocado en el interior del útero, libera localmente una baja dosis de levonorgestrel, espesando la mucosidad del cuello uterino e impidiendo el paso de los espermatozoides por el canal cervical.

Este nuevo SIU es recomendable incluso en mujeres que no han tenido hijos, y ofrece ventajas como una menor dosis hormonal de liberación local que además no contiene estrógenos. Este anticonceptivo ofrece comodidad y fácil aplicación, así como protección anticonceptiva de largo plazo con un rápido retorno a la fertilidad al momento de su retiro, agregó la especialista.

Por su parte, la Dra. Josefina Lira Plascencia, presidenta del Colegio Mexicano de Especialistas en Ginecología y Obstetricia (COMEGO), destacó que diversas asociaciones ginecoobstétricas en el mundo aconsejan el uso de Anticonceptivos Reversibles de Acción Prolongada  también conocidos como ARAP,  tal como este sistema intrauterino en mujeres jóvenes y muy jóvenes, ya que por su alta tasa de efectividad y continuidad se adaptan a las necesidades de este grupo poblacional. La Organización Mundial de la Salud destaca que estos métodos pueden emplearse en mujeres jóvenes y que aún no han tenido hijos.

Y en  México, la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (ENAPEA) considera el acceso a los métodos ARAP como una importante alternativa para ayudar a las mujeres jóvenes a planificar su vida reproductiva, destacando que se encuentran entre las opciones de primera línea para las mujeres que estén por iniciar o hayan iniciado actividad sexual.

Con el objetivo de identificar en las mujeres sus necesidades en anticoncepción frente a la percepción de los médicos, la Dra. Erika Torres, médico ginecólogo y gerente médico de Innovative Women´s Health de Bayer, presentó los resultados del capítulo México de la encuesta mundial “Think About Needs in Contraception” (TANCO), que se realizó en 8 mil mujeres y 879 médicos (ginecólogos y obstetras) de 14 países, y donde se destaca que más del 50% de las mujeres han utilizado anticonceptivos de emergencia en el pasado, e incluso 30% lo consumieron dos o más veces por problemas de cumplimiento de la píldora anticonceptiva regular.

La encuesta reveló que el 82% de las mujeres considerarían el uso de un método reversible de larga duración -como el SIU- como una opción, si recibieran información de estos métodos por parte de su médico, informó la especialista.

La Dra. Josefina Lira, presidenta del COMEGO, mencionó que la elección anticonceptiva es una decisión importante para la vida de todas las mujeres, y es aquí donde la consejería médica juega un papel fundamental para promover conversaciones efectivas entre médicos y usuarias, para identificar la mejor opción de acuerdo con sus necesidades, actividades cotidianas, planes a futuro, y muy importante, el deseo o no de embarazarse a corto o largo plazo.

Este nuevo Sistema Intrauterino liberador de la hormona Levonorgestrel de baja dosis para mujeres jóvenes cuenta con la aprobación de las autoridades sanitarias en México, así como aprobaciones otorgadas por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) para la Unión Europea, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) en los Estados Unidos y en algunos países de América Latina.