Este año la Iniciativa Global para el Asma (GINA) tiene como principal compromiso desmitificar los conceptos erróneos sobre esta enfermedad y crear un llamado empático con la población en general.

En este momento se considera fundamental para el control del asma que los pacientes reciban un diagnóstico exhaustivo por un neumólogo o alergólogo, la prescripción de un tratamiento individualizado y la adherencia o apego a este último.

La dra. Lorena Gonzalez, líder del Área de Respiratorio en Novartis México, destacó que la falta de apego al tratamiento suele ser uno de los factores más importantes que impide alcanzar un buen control, lo que merma la calidad de vida del paciente.

Adherencia

Se estima que solo del 30 al 50% de los pacientes con asma, tienen una adherencia adecuada, señaló la experta.

La falta de adherencia puede deberse a que el paciente no ve una mejoría en su calidad de vida debido a una reacción negativa a su tratamiento o a que está recibiendo uno que no es adecuado para su tipo de asma. Esto se refleja en limitaciones en sus actividades diarias y productividad, ausentismo laboral o escolar, visitas recurrentes al médico y las exacerbaciones o ataques pueden ser peores.

¿Qué beneficio tiene un correcto control del asma severa?

De acuerdo con la iniciativa GINA, es importante desmitificar que las personas con asma están limitadas a realizar actividades cotidianas o incluso volver a dormir de manera normal. Una persona con asma bien controlada puede realizar cualquier actividad, incluso ejercicio de alto rendimiento. Además, se reducen las exacerbaciones, baja el uso de medicamentos de rescate (corticoides), aumenta la productividad y disminuye el ausentismo.

Otro elemento clave para mejorar el apego al tratamiento es realizar un diagnóstico exhaustivo, a través de una historia clínica detallada, antecedentes de tratamiento y pruebas diagnósticas específicas, tal y como lo recomiendan la Guía Española del Manejo del Asma (GEMA) y la Global Initiative for Asthma, GINA. “El objetivo es identificar si el asma es de fenotipo alérgico, ya que diversos estudios señalan que el 75% de los casos de asma son de fenotipo alérgico, siendo la causa más frecuente del asma severa”, señaló la especialista.

Anticuerpo monoclonal

Novartis ha desarrollado un innovador anticuerpo monoclonal humanizado que bloquea a la proteína (IgE) que se incrementa en los pacientes con asma de tipo alérgica. Este tratamiento reduce el 70% de exacerbaciones (ataques de asma agudos en evaluaciones de seguimiento a 4 años) y tiene una respuesta de eficacia de 82.4% en la evaluación global de efectividad del tratamiento (GETE).

Para finalizar, la dra. Lorena puntualizó: «Actualmente existen diversas opciones de tratamiento disponibles que se utilizan para controlar el asma y sus síntomas. Desafortunadamente muchos pacientes no logran un control adecuado al no recibir un tratamiento específico, por lo que es fundamental que los médicos hagamos un diagnóstico exhaustivo e individualizado y el paciente pueda sentirse tranquilo con su enfermedad controlada».

El asma es una enfermedad no curable pero controlable, y de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), es un tema de gran importancia para la salud pública, pues se estima que, en el mundo, más de 339 millones de personas tienen asma y que en 2016 hubo 417,918 muertes a causa de ella.