Esta mañana se ha celebrado la IV Jornada Nacional de Biosimilares, un encuentro para poner en valor los biosimilares (o medicamento biológico similar), que recordamos son “un medicamento biológico equivalente en calidad, eficacia y seguridad a un medicamento biológico original, llamado producto de referencia. La posología y vía de administración deben ser las mismas, y el biosimilar se autoriza para todas, o algunas de las indicaciones aprobadas para el biológico de referencia”, describe BioSim. Según ha especificado el presidente de BioSim, Joaquín Rodrigo, apostar por estos medicamentos “es apostar por el futuro”.

El evento también ha contado con la presencia de la presidenta de la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados, Rosa Romero, y la ministra de Sanidad, Carolina Darias, de manera virtual, quien ha incidido en que son medicamentos eficientes, con menor costes que los originales, y aseguran la accesibilidad a tratamientos y aseguran la sostenibilidad del sistema de salud. Y es que, según se ha informado, Europa ha sido pionera en la evaluación y aprobación de medicamentos biológicos en el mundo desde hace 15 años.

Europa, una historia de éxito

La conferencia inaugural, Los biosimilares en la Estrategia Farmacéutica Europea, ha corrido a cargo de Dolors Montserrat, diputada del Parlamento Europeo. Ponente de la Estrategia Farmacéutica Europea, quien ha expuesto que la pandemia ha obligado a reorganizar nuestras prioridades, manifestando que hay que reforzar la seguridad sanitaria. “Sin salud no hay bienestar, ni trabajo, ni vida social”. Así, ha incidido en que “Europa lidera la lucha contra el cambio climático en el mundo, tan relacionado con la salud. Y ahora tenemos la oportunidad de hacer que Europa sea líder en innovación”. En conclusión, “Europa tiene que ser referencia en cuidado y protección de la salud”.

Según se ha manifestado, invertir en biosimilares es “permitir a más pacientes acceder a medicamentos innovadores, eficaces, seguros, gracias a sus precios más asequibles. Y también perseguir la sostenibilidad económica de nuestros sistemas de salud de los 27 estados miembros”. Además, se ha notificado que en el 2022 se prevé un ahorro del sistema nacional de salud de casi mil millones de euros gracias a ellos.

España tiene una oportunidad para ser la referencia en Europa de la investigación, desarrollo y fabricación de medicamentos biosimilares, pero hay que garantizar un entorno óptimo, han detallado.  Para ello, “los ministerios de Sanidad, Industria y Ciencia y Hacienda tienen que fomentar este contexto con una visión global a largo plazo avanzando de manera conjunta para promover el conocimiento, uso y producción de medicamentos biológicos”.  En este sentido, se ha recalcado que “tenemos que ser el espejo del mundo en la innovación sanitaria  y protección de la salud pública de los europeos y poder ayudar al resto de países del mundo”.

Propuestas de actuación para el fomento de los biosimilares

 En la mesa redonda Propuestas de actuación para el fomento de los biosimilares en el nuevo SNS, cuyo moderador ha sido el Ex secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, también se han ofrecido interesantes mensajes.

La directora general de Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia del Ministerio de Sanidad, Patricia Lacruz, ha explicado que “no hace falta destacar la relevancia que los biosimilares tienen para la sostenibilidad del sistema y, sobre todo, para el acceso y fomento de la innovación de los medicamentos en nuestro país.  Así, ha aprovechado para incidir en que el acceso es una cuestión en la que todos tenemos una necesidad de actuación. El porcentaje de medicamentos que los primeros doce meses se autorizan en nuestro país es importante, “y actualmente estamos en el 94 por ciento”.

Así, ha destacado que se ha ido mejorando en todas las comunidades la utilización de biosimilares, aunque ha resaltado que La Rioja y Asturias son las que mayor penetración tienen. Le siguen Castilla y León, Castilla la Mancha, Galicia y Navarra. “España está por encima de la media de casi todos, pero nuestra posición es mejorable”, ha opinado. “Estamos frente a un reto muy grande: la revisión de la legislación farmacéutica y es una oportunidad muy buena para esos retos se puedan abordar en el seno de las competencias”. Además, ha incidido en que si el biosimilar no existiera los originales no bajarían el precio, por lo que cualquier actuación para incrementar la competencia de manera sana es lo que fortalecerá la política farmacéutica beneficiando al paciente.

“Nuestro sistema de salud se basa en la confianza”

En el encuentro también ha estado presente el vicepresidente Segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, el Dr. José María Vergeles, quien ha apuntado que “hay que hacer un abordaje desde diferentes ópticas, implicando a la Administración sanitaria, prescriptores y demás competencias, siendo muy importante el papel de la enfermería”.  En definitiva, el objetivo final es ir a un programa de ganancias compartidas. “Hay que aprovechar una herramienta fundamental, el Programa de recuperación y resiliencia", siendo su conclusión que Europa es un buen sitio para innovar.

“Estamos en un momento de oportunidad”

Por su parte, el director del Servicio Canario de la Salud del Gobierno de Canarias, el Dr. Conrado J. Domínguez, ha complementado esa mirada, desde la visión del comprador. Para él, la coordinación es fundamental: “Cada vez más las decisiones tienen que ser compartidas”, insistiendo en que estamos en un momento de oportunidad.

El presidente del Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa, GETECCU, el Dr. Manuel Barreiro, ha profundizado en la calidad. Y ha resaltado que una buena manera de invertir el dinero de biosimilares, con su ahorro, es favorecer la calidad asistencial y potenciando las unidades. También ha apuntado que es importante el big data, generar datos propios de calidad, siendo una inversión. Por ultimo, ha reflexionado en que hay que pensar en el ahorro, pero también en la esperanza. Así ha transmitido que el acceso a los biosimilares lo da a nuevos fármacos.

Para acabar, la responsable OCU-Salud. Organización de Consumidores y Usuarios, Ana Sánchez, ha incidido en las estrategias para implicar a los pacientes, mediante una información transparente. Como la profesional ha manifestado, hay que concienciar sobre el papel del genérico suponiendo acceso a nuevos servicios al paciente que los necesita. Así, ha insistido en la importancia de las campañas divulgativas, ya que como ha expresado, los pacientes tienen derecho a recibir información fiable y transparente por parte de la administración.

En definitiva, se ha querido impulsar la disponibilidad de estos medicamentos, con el mayor rigor posible, ayudando a que los pacientes accedan a ellos y que el sistema sanitario siga mejorando a través de estrategias de calidad.