El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes la nueva estructura orgánica del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social mediante un Real Decreto-Ley que establece la estructura orgánica básica de los departamentos ministeriales. Entre las principales novedades, destacan tres.

Se ha aprobado la creación de una nueva Dirección General de Consumo,  con el fin de “dar un nuevo impulso a la actividad dirigida a garantizar un nivel elevado de protección y promoción de los derechos de los consumidores y usuarios”.

Asimismo, se incluye un mandato para crear el Observatorio de Salud de las Mujeres. Dicho observatorio tendrá como finalidad “la mejora del conocimiento de las causas y los determinantes de la salud de la mujer, así como la difusión de conocimientos que contribuyan a promocionar servicios de calidad adecuados y la promoción de análisis y estudios”.

También, se amplían las competencias del hasta ahora Consejo Asesor de Sanidad, que pasa a denominarse Consejo Asesor de Sanidad y Servicios Sociales, y que actuará como órgano consultivo y de asistencia a la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón en la formulación de la política sanitaria.

Para el Ministerio, estas nuevas competencias en materia social quedan justificadas “por la vinculación existente entre determinadas políticas sanitarias y colectivos que precisan de una mayor protección social, como son los enfermos crónicos o las personas con discapacidad”.