La Estrategia Mundial para la Alimentación del

Lactante y del Niño Pequeño promovida por

UNICEF y la OMS apuestan por la lactancia

materna:

» La lactancia materna exclusiva proporciona

el alimento ideal durante los primeros seis

meses de vida del niño, pues le aporta todos

los nutrientes, anticuerpos, hormonas,

factores inmunitarios y antioxidantes que

necesita para sobrevivir. Protege a los niños

frente a la diarrea y las infecciones respiratorias

y estimula sus sistemas inmunitarios.

» No amamantar al niño, y especialmente

no alimentarlo exclusivamente con leche

materna durante los primeros seis meses

de vida, es un importante factor de riesgo

relacionado con la morbilidad y la mortalidad

infantil. Esos factores de riesgo se

ven agravados cuando los lactantes no reciben

una alimentación complementaria

apropiada a medida que van creciendo.

FUENTE: UNICEF