El Servicio Aragonés de Salud ha promovido una alternativa, ante el retraso en el reconocimiento de la especialidad de Neonatología, basada en el establecimiento de unos requisitos mínimos de capacitación, consensuados con la administración, que son necesarios para poder estar incluido, por ejemplo, en la bolsa de trabajo específica para esta área.

En este sentido, los expertos se muestran satisfechos con el resultado derivado de las medidas adoptadas por el Gobierno de Aragón de crear perfiles específicos en determinadas especialidades médicas, como la Neonatología. Se trata de una alternativa pionera a nivel nacional que, en su opinión, debería extenderse a todo el estado español.

Aragón dispone en la actualidad de dos unidades de Neonatología de III nivel, una de ellas el Hospital Miguel Servet de nivel IIIB, de referencia en la Comunidad para la atención del recién nacido con problemas médico–quirúrgicos. “Es un excelente punto de partida y, hasta que se apruebe a nivel nacional el ACE de Neonatología, creo que es la mejor alternativa que disponemos”, señala Segundo Rite Gracia, jefe de Sección de la Unidad de Neonatología del Hospital Materno Infantil Miguel Servet (Zaragoza).

“Esta titulación oficial es un requisito básico para que las Comunidades Autónomas puedan crear una categoría profesional de Neonatología y, por ejemplo, poder realizar concursos públicos dirigidos a profesionales con la titulación de Neonatología”, apunta el experto, quien considera que “medidas como la creación del perfil específico de Neonatología en Aragón no son más que un intento de paliar el déficit que supone el retraso de la aprobación a nivel nacional del ACE de Neonatología”.

En cuanto a las posibles áreas de mejora, se demanda revisar de forma periódica si los criterios establecidos se ajustan a las necesidades reales de cada uno de los dos centros hospitalarios con unidades de Neonatología que dispone la Comunidad Autónoma de Aragón.

Exigencia mayoritaria

El ejemplo de Aragón está siendo seguido por otras Comunidades Autónomas, aunque el objetivo de los neonatólogos no pasa por generalizar estas medidas puntuales, sino por dar solución a la necesidad de disponer de una titulación oficial que garantice una formación reglada de los futuros neonatólogos en unidades debidamente acreditadas.

La medida entronca con la exigencia de la mayor parte de los profesionales de la Neonatología de España, recogida en la candidatura a la presidencia de la Sociedad Española de Neonatología (SENeo) que lidera el Manuel Sánchez Luna y en la que se integra Segundo Rite, bajo el lema ‘Juntos por la SENeo’. Este grupo de profesionales pretenden, entre otros objetivos, que el Ministerio de Sanidad incorpore como Área de Capacitación Específica (ACE) a la Neonatología, el área de la Pediatría centrada en la atención perinatal del recién nacido sano y enfermo.

“Nuestra candidatura aporta la ilusión y experiencia para finalmente lograr este ansiado objetivo, que en ocasiones anteriores hemos tenido tan cerca pero que por cuestiones ajenas a la propia Neonatología no se ha podido cerrar hasta la fecha”, destaca Rite.