El Ejecutivo de Aragón ha dado el visto bueno a retrasar la jubilación de los médicos que lo soliciten. La medida afecta a siete especialidades, que se suman a las otras seis para las que ya se aprobó recientemente. "Es una medida de urgencia" ante los problemas que tiene Salud para encontrar vacantes en los últimos meses, según han explicado a EL MÉDICO INTERACTIVO fuentes sanitarias.

Por ello, el último Consejo de Gobierno de Aragón ha aprobado alargar la  edad de jubilación de los médicos (de manera voluntaria) en siete nuevas especialidades (Dermatología, Otorrinolaringología, Pediatría, Urología, Cirugía General, Reumatología y Medicina de Familia). De este modo, los facultativos podrán seguir en activo al menos dos años una vez que sobrepasen la edad de jubilación habitual, establecida en 65 años, "una demanda del colectivo profesional", tal y como han avanzado desde colectivos médicos.

La medida adoptada por el Ejecutivo aragonés es solo provisional hasta que se apruebe el Plan Operativo de Recursos Humanos del Servicio Aragonés de Salud para la prolongación en el servicio activo, en el que está trabajando desde la Administración, y con el cual se persigue que los médicos de todas las especialidades puedan prolongar voluntariamente su jubilación. Tal y como ha explicado el consejero de Salud de la Comunidad, Sebastián Celaya, "es una medida de urgencia". "Estamos teniendo graves problemas a la hora de sustituciones que van surgiendo por la jubilación de los profesionales del sistema", ha reconocido el responsable sanitario.

Para combinar la posibilidad de alargar la permanencia en el servicio activo con la entrada de nuevos sanitarios al sistema, el borrador del Plan en el que trabaja activamente el Gobierno, contempla establecer un porcentaje máximo del 60 por ciento de prolongaciones, sobre el total de los sanitarios que estén a punto de cumplir la edad legal de jubilación cada año.

Sin embargo, en las medidas provisionales que se establecen en el acuerdo -como explican desde las centrales sindicales-  no es necesario establecer una norma similar ya que, por las fechas en las que toman las medidas tal porcentaje no podría alcanzarse en ningún caso. Una opinión también compartida por el Departamento de Salud de Aragón.

La consejería también ha adelantado que hay otras áreas en las que también es patente la dificultad de cubrir las plazas, ya que se no tienen candidatos disponibles para que se haga cargo de todas las vacantes. En este sentido, los responsables sanitarios reconocen que es necesario ampliar el acuerdo del 5 de abril del año 2016, con carácter general y como medida provisional, en las citadas especialidades hasta que se apruebe definitivamente el Plan Operativo de Recursos Humanos del Servicio Aragonés de Salud "para extender en el servicio activo o, en su defecto, hasta el 31 de diciembre de este año", han remachado desde Salud.