Durante el mes de octubre se conmemora el Día Mundial de la Artritis Reumatoide, generalmente asociada con adultos, sin embargo, la artritis idiopática juvenil es la enfermedad reumática más frecuente en la infancia.

Causa graves consecuencias y es una enfermedad crónico-degenerativa cuya prevalencia varía, según las diferentes zonas geográficas y razas étnicas, de 16 a 150 casos por cada 100 mil personas, incluyendo niños y adolescentes[1].

Incluso, se estima que cada año se presentan 20 nuevos casos por cada cien mil niños menores de 16 años.

Más de 60 consultas al mes por artritis idiopática juvenil

El Hospital Infantil de México “Federico Gómez” (HIMFG), de la Secretaría de Salud, atiende mensualmente a casi 250 pacientes con diversas patologías reumatológicas, entre las que ocupa el primer lugar la artritis idiopática juvenil, la enfermedad reumática más frecuente en la infancia y un padecimiento altamente discapacitante.

En tanto el Hospital Shriners para Niños México cuenta con 500 pacientes activos con enfermedades reumáticas. Atienden alrededor de 60 consultas mensuales por alguna de las distintas formas de artritis idiopática juvenil.

El Médico Raúl Gutiérrez Suárez, reumatólogo pediatra con más de 20 años de experiencia, comenta que es más frecuente encontrar las variedades de artritis juvenil con inflamación de más de 5 articulaciones y factor reumatoide positivo, forma muy parecida a la artritis del adulto y otra variedad que se conoce como espondiloartritis, que con frecuencia se presenta en varios miembros de una misma familia.

Fármacos biológicos

Actualmente, es posible realizar el diagnóstico oportuno que permite iniciar con tratamiento eficaz y seguro, mejorando el pronóstico, dado que ha evolucionado el uso de fármacos de tipo biológico, anticuerpos que bloquean las sustancias en el organismo que producen inflamación.

Adicional al tratamiento farmacológico es muy importante la rehabilitación que tiene por objetivo mantener la movilidad de las articulaciones, mantener la fuerza muscular, disminuir dolor, prevenir vicios posturales o problemas al caminar, con lo cual se evitan secuelas.

Síntomas frecuentes

Algunos de los síntomas más frecuentes de la artritis idiopática juvenil pueden ser:

  • Dolor en las articulaciones, inflamación o hinchazón que limitan el movimiento normal, por lo tanto, el paciente no puede realizar las actividades normales o impide el desarrollo de acciones ya aprendidas como gatear, caminar, correr.
  • Rigidez o entumecimiento en las articulaciones por la mañana o posterior a periodos largos sin actividad.
  • Fiebre, malestar general, pérdida de peso, pobre apetito o presencia de sarpullido.

Puede tener periodos donde los síntomas se intensifican y otros que se minimizan.

Si el pequeño presenta algún tipo de sintomatología por más de una semana es importante que se acuda con el médico especialista.

 

 

[1] https://www.gob.mx/salud/articulos/la-artritis-tambien-afecta-a-ninos-y-adolescentes