E.P.- La Asamblea de Extremadura ha aprobado este jueves 13 de marzo una proposición no de ley, presentada por el Grupo Socialista, que insta a las diferentes administraciones a promover y financiar con fondos públicos la investigación con células madre adultas, así como la investigación de células madre embrionarias de origen humano. Este grupo político dejó claro, sin embargo, su postura contraria a clonación reproductiva. Los socialistas defienden la investigación con células madre procedentes de los embriones sobrantes de los procesos de fecundación "in vitro", crioconservados un mínimo de cinco años, con el límite de catorce días de desarrollo, previo consentimiento informado y con estricto control de las Administraciones Públicas, así como procedentes de líneas celulares ya establecidas en otros países.

Durante su intervención para defender esta iniciativa, el diputado socialista Juan Manuel Rodríguez Tabares, declaró que los avances científicos y técnicos están produciendo grandes cambios en la sociedad actual, entre los que habría que destacar los relacionados con las Ciencias de la Vida, que están dando lugar a nuevos avances o cambios médicos a nivel molecular y celular. Estos avances, añadió, pueden traducirse en posibles beneficios sociales para el tratamiento de numerosas enfermedades graves y crónicas como la diabetes, el Parkinson, la corea de Huntington, las ataxias u otras enfermedades de caráter degenerativo o que afecten a órganos enteros o tejidos complejos e incluso a enfermedades inmunológicas.

Por todo ello, dijo Tabares, las Administraciones públicas deben impulsar y financiar estas investigaciones, que apoyan destacados miembros de la comunidad científica, así como distintas asociaciones de enfermos o la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida, tanto con células madre adultas, como embrionarias. Asimismo, recordó que las células madre embrionarias, cuya utilización plantea reparos en algunos sectores por razones religiosas o éticas pueden conseguirse de tres maneras: por implantación de las ya existentes en diversos países y que están conservadas en bancos o aisladas en cultivos, por utilización de los embriones sobrantes de la fecundación "in vitro", aproximadamente 40.000 en España, mediante la creación de embriones específicamente para investigación.

Así, en su opinión, la postura en contra del PP sólo se entendería "por cuestión de moral individual" y lanzó dos preguntas a este partido. Por un lado, Tabares se pregunta si acaso es más moral destruir los embriones no viables que investigar con ellos y si en en el caso de que la invetigación extranjera permitiese en algún momento desarrollar un tejido eficaz para resolver algún problema de salud ""se negará España por razones morales"". El diputado socialista instó asimismo al Gobierno central a aprobar una ley que permita lo expuesto.

Por su parte, la diputada de IU, Teresa Rejas, dejó claro asimismo la postura favorable de su partido a la iniciativa socialista, al considerar que es fundamental que se prevengan las enfermedades y no existen razones para poner límites a la investigación, afirmando "queremos que se pongan todos los medios, también los económicos, a disposición de los investigadores para que se puedan llevar a cabo las experimentaciones". Esta coalición cree asimismo que debe ser el Gobierno central el encargado de financiar esta medida y manifestó asimismo su rechazo a la clonación humana "porque se pueden producir graves y serios problemas".

Por último, el diputado popular José Luis Santos tachó la intervención del diputado socialista de poco rigurosa y poco respetuosa pues, desde la presentación de la iniciativa, dijo, "se aprecia que lo que pretende el PSOE y tratan de solapar que es la utilización de embriones humanos fertilizados para la obtención de células madre, expresamente prohibido por una ley de 1998 aprobada por PSOE, manifiestamente inconstitucional e ilegal".

Extremadura asume la ejecución de la Legislación sobre productos farmacéuticos

Por otra parte, el Pleno de la Comisión Mixta de Transferencias Admistración del Estado-Comunidad Autónoma de Extremadura ha acordado, entre otros aspectos, el traspaso de la ejecución de la Legislación sobre productos farmacéuticos, cuyo coste efectivo asciende a 40.000 euros. Por este acuerdo, la región extremeña asume las funciones correspondientes a la ejecución de la Legislación estatal sobre productos farmacéuticos, en los términos establecidos en la Ley del Medicamento y sus normas de desarrollo. Entre otras actuaciones, la Comunidad Autónoma realizará funciones de inspección y sanción, programas de control de calidad e información, autorización de mensajes publicitarios, el control de la promoción dirigida a profesionales sanitarios, así como el cierre temporal de establecimientos.