Carmen A. Llamas, Valladolid.- El documento que regula la naturaleza de la Comisión de Deontología y Derecho Médico y el instrumento de renovación y de elección de sus miembros será presentado para su aprobación en la Asamblea de la Organización Médica Colegial, que se celebrará en sesiones de mañana y tarde el próximo día 31 de mayo.

La "Normativa para la elección y renovación de los miembros de la Comisión Central de Deontología y Derecho Médico" ha sido elaborada por los miembros de la citada comisión y establece como alguno de sus principios que "la formación en deontología médica adquiere el valor básico de verdadera carrera profesional y el pertenecer o haber pertenecido a una de dichas Comisiones debe considerarse condición necesaria para ser miembro de la Comisión Central de Deontología y Derecho Médico".

El documento señala además los cambios producidos en la estructura colegial que ha estado articulada en dos niveles y ha pasado a articularse en tres: los Colegios, los Consejos Autonómicos y el Consejo General. Así, desde la comisión se propone cambiar el criterio mantenido "de distinguir entre expertos en ética y deontología médica y médicos con ejercicio profesional en relación directa con el enfermo", un criterio que según se indica en el documento que se presenta a aprobación "no puede ser mantenido". Esta Comisión será considerada como "órgano asesor y consultivo del Consejo General en materia de Deontología Médica", tal y como establecen los Estatutos Generales del Consejo General de Colegios de Médicos.

El vocal nacional de Hospitales, Manuel Sánchez García, ha expresado a EL MÉDICO INTERACTIVO su opinión sobre una normativa que le parece necesaria y "muy aceptable". En cuanto a su contenido asegura que "es necesario que exista una norma aunque seguramente se podrá hacer algún matiz pero se puede considerar que es un reglamento interno y, dado que han sido los propios miembros de la comisión quienes han redactado el documento y los que tienen experiencia, yo creo que deberíamos hacerles caso".

Financiación de los Consejos Autonómicos

La Asamblea estudiará una iniciativa para realizar un estudio sobre la "financiación de los Consejos Autonómicos en base a la transferencia de competencias en materia de sanidad a todas las Comunidades Autónomas". Según ha podido saber EL MÉDICO INTERACTIVO parecen existir dos posturas bien diferenciadas. La de aquellos que piensan que el Consejo General debería "perder" importancia a favor de los Consejos Autonómicos y la de quienes apuestan por la necesaria coexistencia, manteniendo las actuales funciones del Consejo General.

En declaraciones a EL MÉDICO INTERACTIVO, Manuel Sánchez García ha defendido su postura asegurando que "los Consejos Autonómicos tienen suficiente dinero para financiarse pero con todas las cosas que se avecinan necesitamos un Consejo General fuerte" y añade que "no es el momento de recortar los gastos del Consejo General para engordar los Consejos Autonómicos".

Uno de los problemas a los que se enfrentan algunos Consejos Autonómicos es el de la financiación de las actividades de formación continuada. En opinión del vocal nacional de Hospitales, "es una cuestión de imaginación" y recuerda que "una cosa es acreditar y otra muy distinta dar formación", cuestión que debe asumir "la empresa fundamentalmente porque, entre otras cosas, a todos los médicos nos quitan un tanto por ciento de nuestro sueldo para Formación Continuada".

I Congreso sobre el PAIME

En la Asamblea se presentará además el I Congreso sobre el PAIME (Programa de Atención Integral al Médico Enfermo), que se celebrará el próximo mes de octubre en Córdoba. El programa, innovador y pionero en España, se implantó por primera vez en Cataluña en 1998 y ha tenido un éxito importante de modo que han sido muchas las Comunidades que han seguido sus pasos para instaurar este proyecto que en la comunidad catalana está financiado en un 80 por ciento por la Administración y en un 20 por ciento por los médicos.

En Castilla y León, por ejemplo, el Consejo Autonómico ha planteado ya la posibilidad de poner en funcionamiento el PAIME, aunque todavía existen dificultades precisamente por la financiación. En opinión de Manuel Sánchez García, "la Administración debería ser la primera interesada en asumir este proyecto como un programa perfectamente asumible y que repercutiría de forma muy positiva en la calidad de la asistencia".