Carmen A. Llamas, Córdoba.- La Asamblea de la Organización Médica Colegial (OMC), celebrada el pasado día 13 de octubre en Córdoba, ha acordado crear una Comisión que estudie la situación problemática que existe actualmente en torno a las terapias complementarias. El presidente de la OMC, Guillermo Sierra, ha señalado, en declaraciones a EL MEDICO INTERACTIVO, que la decisión es "muy importante" ya que se trata de "estudiar la problemática y evitar a toda costa el intrusismo, al tiempo que se pretende que los profesionales pongan encima de la mesa sus conocimientos". El doctor Sierra asegura que "las terapias complementarias son formas de tratamiento complementario al científico y el hecho de que empecemos a llamar a las cosas por su nombre es un paso importante".

La normativa para la elección y renovación de los miembros de la Comisión Central de Deontología ha sido rechazada nuevamente en dicha Asamblea. La explicación, según Sierra, es que "hay que pulir mejor algunos de los puntos del articulado que hay que clarificar porque la política de cargos de la Organización es que éstos no se blinden y existía la posibilidad de que ocurriera esto".

Además, y según ha explicado a EL MEDICO INTERACTIVO el Vocal Nacional de Médicos Titulares, Joseph Fumadó, la Comisión no asumió los cambios sugeridos en la anterior Asamblea, por lo que "no se puede aceptar tal y como está". El doctor Fumadó señala que "las normas, tal y como han sido presentadas, sirven para perpetuar al presidente y nosotros pensamos que la propuesta tiene que ser completamente democrática y que se contemple la renovación de los cargos cada cuatro años". Joseph Fumadó asegura que en el texto presentado "sustancialmente no se ha cambiado nada" y recuerda que "los miembros de la Comisión proponen, pero al final es la Asamblea quien tiene que dar el visto bueno y tal y como están las cosas, esto no se puede aceptar". El documento que regula la naturaleza de la Comisión de Deontología y Derecho Médico y sirve como instrumento de renovación y de elección de sus miembros, fue presentado y rechazado por primera vez en la Asamblea celebrada el pasado 31 de mayo.

En otro punto del orden del día, los presidentes estudiaron la situación sobre procesos adversos, aunque no se tomó ninguna decisión al respecto, ya que como ha señalado Guillermo Sierra "se trataba de tomar contacto con la situación actual". Una de las cuestiones más debatidas es la tendencia actual a englobar variadas situaciones en el concepto de "error médico". En opinión de Sierra, "existen estudios amplios realizados en diversos países que explican que muchos procesos adversos se producen por deficiencias del propio sistema sanitario, no por errores del profesional médico". En este sentido, la intención de la OMC es "poner filtros adecuados y cambiar la cultura de conocimientos, admitiendo que la asistencia sanitaria tiene sus riesgos, pero insistiendo en que no se puede aceptar que todo se englobe en el término error médico".

Por último, la Asamblea abordó cuestiones relacionadas con el registro de médicos y la ficha médica y prácticamente todos aceptaron la necesidad de conseguir elaborar un registro de profesionales "para que los ciudadanos tengan a su alcance todos los datos que puedan necesitar".