Antonio Morente, Sevilla.- Más presencia en Latinoamérica. Éste es el objetivo principal que se ha marcado la Asociación de Economía de la Salud (AES) de cara a los próximos meses, una intención que se acordó en la asamblea general, celebrada con motivo de las XXIII Jornadas de la entidad, celebradas en Cádiz. Este trabajo será el punto y final a las actividades del actual presidente, Vicente Ortún, que dejará el cargo en 2004 tras los seis años que marcan como periodo máximo los estatutos.

Ortún ha explicado que la intención es extender a los países latinoamericanos el convenio que ahora tiene la AES con BBV-A para financiar proyectos en gestión sanitaria y economía de la salud. De esta manera, llegarán con más facilidad a estas naciones revistas, informes y estudios de la propia asociación, además de que se financiarán intercambios y actividades conjuntas, con lo que de paso se reconoce la importancia que tiene en la AES su creciente número de socios americanos.

Además de encargar los trabajos que se estudiarán en la XXIV reunión de la asociación, que se celebrará en Madrid el año que viene, ya se trabaja también en el V Congreso Mundial de Economía de la Salud, que tendrá lugar en Barcelona. El objetivo es dejar el pabellón bien alto, ya que en la práctica con la designación de España como sede "se nos reconoce como potencia en esta materia", por encima incluso de países como Francia o Australia.

Durante su último año de mandato, Ortún pretende también "buscar sinergias" entre las publicaciones de la AES, como son sus publicaciones periódicas, la página web y la lista de distribución, que lleva un tiempo funcionando "con un éxito fulgurante". En este sentido, ha subrayado que a las jornadas de Cádiz no sólo han acudido economistas de la Sanidad, sino también profesionales del mundo de la consultoría, de la empresa o gerentes de hospital, lo que se explica con que la AES "ha logrado hacer compatible el rigor con el hecho de que te entiendan", aunque el interlocutor no sea un economista.

Entre las cuestiones abordadas en el congreso, Ortún ha destacado los esfuerzos que se están haciendo por el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas para consensuar un sistema compatible de gestión económica. "Hace falta información para comparar porque es bueno que entre las propias comunidades autónomas haya una cierta competencia, y la única competencia que funciona en Sanidad es la comparación", aunque para ello es necesario disponer de un modelo en el que al menos se puedan cruzar los datos.

En cuanto a los cambios en la junta directiva, en esta ocasión había que renovar un tercio de los cargos que la componen, lo que significa tres de los nueve puestos. Finalmente, Beatriz González continuará como vicepresidenta primera y Ricard Meneu como vicepresidente segundo, con lo que sólo se ha producido una incorporación, la de Francisco González Luy.