Redacción.- Según la encuesta realizada en el año 2002 por la Asociación Española de Genética Humana (AEGH), nuestro país dispone de 53 centros que realizan test genéticos, aunque ninguno está acreditado para ello. Además, su distribución geográfica es muy desigual. Mientras algunas Comunidades Autónomas como Cataluña o Madrid disponen de nueve centros, otras como Castilla y León, Extremadura y Castilla-La Mancha cuentan solamente con uno.

La AEGH, que agrupa a la mayoría de los 450 genetistas españoles que trabajan en el ámbito clínico, el de investigación y en el de la docencia realizó la citada encuesta, cuyos resultados demuestran además que sólo un 35 por ciento de los genetistas está en plantilla, mientras que el 25 por ciento son becarios, residentes y voluntarios.

Según el mismo estudio de los 368 profesionales que trabajan en Genética Clínica, el 70 por ciento no dispone de especialidad sanitaria reconocida; más del 50 por ciento del total son biólogos, de los que un 91 por ciento carece de especialidad reconocida, y entre los médicos, el 33 por ciento tampoco tiene ninguna especialidad.

En España se realizan al año 75.000 tests citogenéticos y 30.000 tests moleculares. Sin embargo, sólo hay 38.000 consultas de consejo genético, por lo que muchos diagnósticos se dan sin una consulta previa. Debido a esta situación, la AEGH reitera la necesidad de que la Administración regule urgentemente la especialidad, aspecto que la organización lleva reclamando 15 años a los MInisterios de Sanidad y Educación, así como la necesaria acreditación de los centros, y oganización de programas de formación.