En los últimos 30 años, la incidencia del cáncer colorrectal ha aumentado 2,7 veces en México, de acuerdo a un estudio del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

De acuerdo con el estudio, la mortalidad a causa de este padecimiento ha aumentado incluso en población joven. En 2017 la Ciudad de México ocupaba el primer lugar, con una tasa de mortalidad de 7.24% por 105 habitantes, seguida de Nuevo León (6.71%), Baja California (6.26%), Baja California Sur y  Chihuahua (6,2%), Sonora (5.94%)  y Coahuila (5.73%).

La prevención empieza adentro

El director Médico de Asofarma, Arturo Vázquez Leduc, informó que en 2022 las personas cuentan con una nueva herramienta para ayudar en el cuidado de su salud a través de la página web laprevenconempiezaadentro.com.

La página web contiene información sobre el panorama del cáncer colorrectal en México, la importancia de la colonoscopia y las medidas que se deben tomar en cuenta al acudir a realizarse este estudio médico.

Importancia de la colonoscopia

La colonoscopia es un procedimiento que permite la detección oportuna de lesiones premalignas del cáncer colorrectal, con sensibilidad y especificidad del 98.2%. Es un método de prevención del cáncer colorrectal porque permite encontrar y extirpar pólipos antes de que se conviertan en cáncer.

A partir de los 50 años aumenta el riesgo de padecer cáncer colorrectal y es necesario realizarse pruebas periódicas, además de que otro factor a considerar es el antecedente familiar que está presente hasta en 20% de los casos.

Encuentra a tu médico

La página web destaca la sección de “Encuentra a tu médico”, donde se despliega el directorio de especialistas que forman parte de la Asociación Mexicana de Endoscopía Gastrointestinal (AMEG). La mejor forma de prevenir es acudir al médico y no postergar los estudios para detectar el cáncer colorrectal.

También se recomienda elevar el consumo de verduras y fibra, moderar el consumo de grasas y carne roja y realizar actividad física, ya que según el estudio de investigadores del Servicio de Oncología del Centro Médico 20 de Noviembre del ISSSTE, una disminución de defunciones por cáncer colorrectal en mujeres se ha relacionado con una dieta con mayor contenido de fibra, más actividad física y menos consumo de alcohol y tabaco.