AstraZeneca vuelve a adquirir los derechos comerciales de palivizumab para la prevención del virus respiratorio sincitial (VRS) en bebés de alto riesgo. Esta reversión de derechos es el resultado de la finalización del acuerdo de AstraZeneca con Abbvie, que expiró el pasado 30 de junio de 2021. La misma se aplica en más de 70 mercados fuera de EE.UU., incluyendo a España.

El VRS es un virus estacional que infecta a casi todos los niños en los primeros dos años de vida. También a los bebés que nacen prematuramente o con ciertos problemas cardíacos o pulmonares. No obstante, estos tienen un mayor riesgo de contraer una infección grave por el VRS.

Según explica el doctor Manuel Sánchez Luna, presidente de la Sociedad Española de Neonatología (SENEO), “el virus respiratorio sincitial es una de la causa más frecuente de hospitalización en España entre los menores de 1 año. También uno de los desencadenantes más comunes de enfermedades con sibilancias en edad temprana y tardíamente”. Así, es la principal causa de infecciones del tracto respiratorio inferior en bebés y niños en todo el mundo dando lugar a más de tres millones de hospitalizaciones al año”.

Palivizumab para VRS

Desde que se anunció la reversión de derechos en julio de 2020, AstraZeneca ha trabajado de forma conjunta con AbbVie con el fin de asegurar una transición eficaz. De esta forma,  garantizar que todos los mercados a los que aplica este cambio estén completamente preparados para comercializar palivizumab.

Actualmente, palivizumab es la única opción aprobada actualmente para la prevención de infecciones del tracto respiratorio inferior (LRTI) causadas por VRS. Está indicado para pacientes pediátricos con antecedentes de nacimiento prematuro y que tienen seis meses de edad o menos al comienzo de la temporada del VRS. Además, está aprobado tanto para pacientes con displasia broncopulmonar (DBP) que requirieron tratamiento médico en los seis meses.