La Junta de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) considera que "la actividad desarrollada en Atención Primaria está quedando prácticamente invisibilizada en favor de los datos de ingresos hospitalarios y en UCI hospitalaria, que sí ofrece el Ministerio de Sanidad". Una situación que ha llevado a la sociedad a realizar su propio estudio estadístico mediante encuestas rápidas a la red de 17 sociedades federadas que se integran en ellas. Los datos resultantes avalan la "lamentable situación" en la que se encuentra este nivel asistencial. Cada médico de Familia finaliza la jornada con una media de más de 48 pacientes asistidos en cada consulta.

En este punto, el presidente de la semFYC, Salvador Tranche, hace un llamamiento para que “los gestores sanitarios y a los políticos dejen de mirar a otro lado y, lejos de amenazar a la AP, se pongan manos a la obra y pongan en valor este nivel asistencial asignando presupuestos suficientes, si es que realmente apuestan por un sistema sanitario público de calidad que responda a las necesidades reales sanitarias de los ciudadanos”.

Ante el actual escenario, Tranche recuerda que toda la Primaria está comprometida con las personas. También reclama tanto el Ministerio de Sanidad como a las consejerías "datos oficiales de AP y no solo de ingresos hospitalarios y en UCI". "El sentir de muchos médicos de familia es que la invisibilización de su trabajo menoscaba la confianza de la ciudadanía en este nivel y abre las puertas a que se ponga en duda la actividad clínica asistencial de las y los médicos de Familia”, señala la semFYC.

Cinco comunidades superan la barrera de 50 consultas diarias

En esta ola, las comunidades que mayor presión han soportado en el arranque de la cuarta semana de diciembre son Región de Murcia (57), Andalucía (54), Aragón (52), Castilla-La Mancha (52,25) y Madrid (50,33), donde se supera la barrera de las 50 consultas diarias por médico de Familia.

En el cómputo total de actividades clínicas por especialista en Medicina Familiar y Comunitaria al día, los resultados se sitúan en más de 48 consultas médicas, "lo que hace la situación insostenible y supone un riesgo de seguridad asistencial". "Más aún si se comparan con los resultado registrados en olas precedentes (resultados extraídos de encuestas previas de la semFYC): durante la primera ola, la actividad asistencial diaria se situaba en una horquilla de entre 34-37 pacientes al día; mientras que en la ola de julio de 2020, la media alcanzada fue de 43 pacientes diarios", añaden.

Andalucía, Aragón, Madrid y Castilla-La Mancha superan los 50 pacientes al día por médico de Familia. Salvo Baleares y País Vasco, todas tienen más 43 pacientes diarios, por encima de la media asistencial de la primera ola. La magnitud de estas cifras se entiende aún mejor si se tiene en cuenta que en julio de 2020, solo Extremadura registró una media extrema de hasta 58 visitas por médico al día. Fue una de las peores situaciones de la pandemia.

Consulta presencial y telefónica

En la comparativa entre consultas realizadas presencialmente o asistencias telefónicas a pacientes, el último cómputo de datos señala que en 12 comunidades el número de consultas presenciales supera al de las consultas telefónicas. Son el Principado de Asturias, País Vasco, Aragón, Cataluña, Baleares, La Rioja, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Extremadura, Andalucía e Islas Canarias.

Las mayores desviaciones se producen en Castilla-La Mancha, donde casi se doblan los datos (17,75 consultas telefónicas/MF/día, frente 30,13 consultas presenciales/MF/día); Extremadura (18,5 consultas telefónicas/MF/día, frente 29,5 consultas presenciales/MF/día), Andalucía (31,5 consultas telefónicas/MF/día, frente 20,67 consultas presenciales/MF/día), Islas Baleares (12,75 consultas telefónicas/MF/día, frente 23 consultas presenciales/MF/día).

Las medias generales de 24,78 visitas presenciales y 19,98 consultas telefónicas por médico de Familia al día se traducen en estos porcentajes: un 55,4% de las visitas se desarrollan presencialmente en la consulta del centro de salud; un 44,6% son a través de la consulta telefónica.

Récord en tiempo de espera para la consulta

Uno de los baremos que con más claridad evidencia la situación de la Atención Primaria son los días de demora para citación en consulta. En estos días de diciembre se sitúa de media en 5,75.

El caso más dramático es el de Cataluña, donde los pacientes tienen que esperar 12,38 días para conseguir cita con su médico de familia. Valencia, con 9,33; Baleares, con 8,86; Andalucía, con 7,67; Región de Murcia, con 7; y Madrid, con 6,83, son las comunidades que deben esperar más de una semana para visitar a su médico en el centro de salud. Solo en Asturias y Castilla y León el tiempo de espera es de menos de tres días.

“Esta sobrecarga asistencial tan enorme que está sufriendo la Primaria tiene consecuencias negativas. La primera de ellas es la demora en recibir atención. Hay casi seis días desde que el paciente solicita una consulta con su médico hasta que es recibido por este. Y ya habíamos demostrado cómo una AP orientada directamente a la atención de pacientes con coronavirus se traducía en una pérdida de diagnósticos de más del 50% de las patologías crónicas. Por ejemplo, las demoras diagnósticas en el cáncer son de un 30% a un 40%. Por todo ello pedimos al Ministerio que incorpore indicadores de Atención Primaria a los datos”, ha señalado Salvador Tranche.

Los datos que ahora hace públicos la semFYC son el reflejo de la actividad clínica y asistencial desarrollada por 1382 médicos de toda España que trabajan en centros de salud y consultorios.