El Gobierno de Pedro Sánchez destina 5.434 millones de euros a Sanidad este ejercicio de 2022, un 10 por ciento más que en 2021. Con 1.172 millones para vacunas COVID-19, el presupuesto sanitario aumenta en 540 millones respecto al año anterior.

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha valorado el esfuerzo presupuestario del Gobierno central y las autonomías, pero también ha reconocido que el crecimiento ha sido modesto. “Sigue siendo notoriamente insuficiente para las necesidades del sistema sanitario actual”, remarcan desde la Federación.

Marciano Sánchez Bayle, presidente de la FADSP, se refiere a la enorme variabilidad del dinero destinado a Sanidad entre Comunidades. Una diferencia excesivamente grande, tanto que no permitirá garantizar las mismas prestaciones entre autonomías.

“La diferencia entre la Comunidad que más invierte, Euskadi, con 1.991 euros por persona/año; y la que menos, Madrid, con 1.300 euros, ejemplifica lo que significaría aumentar los presupuestos un 60 por ciento de media”, reflexiona. Este diferencial es lo que, al mismo tiempo, les anima a reclamar un aumento generalizado de 1.000 euros per cápita.

Entre las comunidades con peores servicios sanitarios, la FADSP apunta hacia la Comunidad Valenciana, Andalucía y Murcia, que, junto con Madrid, son las que menos invierten en Sanidad.

En comparación con otros países de nuestro entorno, la Federación sitúa a España lejos de los países punteros, en parecida situación a los de la parte baja de la lista, como Eslovenia o Italia.

Si se analiza la inversión sobre el PIB, el 6,6 por ciento que se destina a Sanidad en España tampoco sale bien parado frente al 9,9 por ciento alemán (el país con mayor gasto relativo) o el 9,2 por ciento del sueco. El entorno español sobre este indicador lo conforma la República Checa (6,4 por ciento).

LÍNEAS BÁSICAS DEL PRESUPUESTO QUE CADA COMUNIDAD DEDICA A SANIDAD

Andalucía

El mayor presupuesto de la historia

La sexta ola del coronavirus está destapando las necesidades de la AP en Andalucía, algo que venía anunciado desde meses atrás. Las centrales sanitarias continúan movilizándose por el despido de 8.000 profesionales sanitarios el pasado mes de noviembre, sin tener en cuenta que el Servicio Andaluz de Salud ya sufría un déficit de trabajadores en su plantilla. Por otro lado, la Junta ha incrementado un 43 por ciento en un año el presupuesto para externalizar la Sanidad Pública hacia la privada. En esta línea, el nuevo decreto andaluz aprobado recientemente rebaja los trámites para autorizar conciertos sanitarios con centros privados.

La Junta destinará 12.900 millones de los presupuestos de 2022 a salud, el 29,4 por ciento del total y el 7,4 por ciento del PIB regional. “La mayor inversión de la historia”, ha subrayado el consejero de Salud, Jesús Aguirre.

Aragón

Menos dinero que el pasado año

El Gobierno de Aragón destinará en 2022 para Sanidad 2.242 millones de euros, 86 millones menos que en 2021.

Aragón presupuestó en Sanidad 2.328 millones de euros en 2021 para hacer frente a la pandemia, un 12,35 por ciento más que el año anterior. La partida también tenía en cuenta otros treinta millones de euros de los fondos europeos finalistas, que podrían elevar los recursos financieros hasta 2.358 millones de euros. Dentro de su presupuesto, el capítulo de personal supone casi la mitad: 1.198 millones, dos millones más.

Asturias

La AP recibirá 45 millones más que el curso pasado

El ejecutivo de Asturias destina en ese curso 45 millones más. Así, el presupuesto de la Consejería de Salud se sitúa en 11.958 millones de euros, un 2,3 por ciento más que el pasado año. Como en el resto de las Comunidades del Estado, la AP será la más beneficiada. Recibirá 322,6 millones de euros. Esto significa un 12,5 por ciento más que en el curso anterior.

El personal de AP absorberá un 25 por ciento de los presupuestos dedicados a Sanidad. Lidia Clara Rodríguez, directora general de Política y Planificación Sanitaria, reconoció que las cuentas “son una apuesta clara por la AP, la Salud Mental, la bucodental, así como para hacer hincapié en la estrategia contra el cáncer y la tecnología y salud digital”.

Baleares

Los recursos humanos serán la prioridad

La Comunidad de Las Islas Baleares-Illes Balears destinará 2010 millones de euros para Sanidad. Esto supone que incrementará esta partida un 50 por ciento en siete años. Respecto al pasado ejercicio supone un 4 por ciento.

La consejera de Salut i Consum, Patricia Gómez, explicó que “las cuentas se han elaborado con el objetivo de dar continuidad y mejorar un sistema de salud público resolutivo, humano, para todos, equitativo, cercano, accesible, moderno, innovador, bien financiado y solvente”.

La AP, que contará con más de 497 millones de euros para su gestión, recibe un incremento del 9,2 por ciento, en comparación con las cuentas de 2021. Con esta partida se quiere garantizar el buen funcionamiento de la AP, según subraya Gómez.

Canarias

Entre las comunidades con menos gasto per cápita

Serán 3.461 millones de euros los que dispondrá el Servicio Canario de Salud (SCS), tal y como han informado fuentes de la Administración canaria. Aunque los fondos para Sanidad se han ido incrementando, todavía están por debajo de la media del resto de las Comunidades Autónomas del Estado.

Su presupuesto ha aumentado el 4,85 por ciento sobre el del pasado año, que ascendió a 3.301 millones, y más del 10 por ciento en relación a los años prepandémicos (3.140). El esfuerzo realizado por el Gobierno de Canarias no es nada desdeñable. En la última década aumentaron del 3 al 8 por ciento anual. El dinero de este año aumenta un 6,4 por ciento, sobre todo, en el personal para fidelizar a los profesionales durante la pandemia; así se dirigen 71 millones para reforzar las plantillas de atención al COVID-19.

Igualmente, hay fondos importantes dirigidos a la AP (23,5 millones de euros) y a la Salud Mental. Además, el SCS tiene muy en cuenta en sus presupuestos reducir las listas de espera para lo que destinan 106 millones de euros.

Cantabria

Batirá su récord en inversión

Frente a los 1.000 millones de euros del pasado año, el presupuesto de la Consejería de Sanidad en Cantabria ha aumentado en 32 millones. Por eso, pasará de los 996 millones de 2021 a 1.028 en 2022, un dato “importante”, según los responsables sanitarios cántabros, que consideran que, de este modo, se “consolida el crecimiento espectacular” de este departamento para hacer frente a la pandemia de COVID-19, que ya entre 2020 y 2021 aumentó en 75 millones su presupuesto.

Cantabria también se ha hecho eco de las demandas salariales de los profesionales aumentando en nueve millones el capítulo de personal. Asimismo, la Atención Primaria ve incrementado su presupuesto un 7,3 por ciento respecto al pasado año.

Castilla-La Mancha

Presupuesto en Salud inferior al de 2021

Emiliano García Page considera que la inversión en Sanidad ha aumentado desde los tiempos de la popular María Dolores de Cospedal, pero la realidad es que los presupuestos de Sanidad tienen 45 millones de euros menos que el año 2021.

El dinero destinado a Salud es el 29,4 por ciento de los presupuestos generales del Gobierno. Se prevé que asciendan a 3.620,2 millones de euros, de un total de 12.273,5 millones de euros del presupuesto global. Estas cifras suponen que, por habitante, la región destinará un total de 1.884 euros por persona en gasto sanitario.

A pesar de todo, García-Page sostiene que han aumentado más de 1.000 millones con respecto al anterior gobierno.

Castilla y León

El mayor presupuesto sanitario de su historia

La comunidad de Castilla y León tendrá el mayor presupuesto en Sanidad desde su constitución. Serán 4.449 millones de euros, un dos por ciento más que en el ejercicio anterior. La Consejería de Sanidad gestionará casi el 43 por ciento de todos los recursos, lo que equivale al 7,05 por ciento del PIB regional.

Desde el Gobierno hacen especial hincapié en que hay que continuar haciendo frente a la pandemia de COVID-19, al tiempo que se garantiza “la mejor calidad asistencial en todas las áreas para la ciudadanía de la región”.

Cataluña

La AP como objetivo presupuestario prioritario

El ejecutivo que lidera Pere Aragonés destinará más del 26,6 por ciento del total de los presupuestos a Sanidad. De los 11.244 millones de euros para salud, 10.798 irán al Servicio Catalán de Salud. Y es que este ente gestiona la mayoría del sistema público sanitario de Cataluña. El dinero para este año supone 1.339,5 millones más que el año pasado.

El gobierno catalán ha incrementado en más de un 32 por ciento el dinero dirigido a la AP, a la que destinará 390,4 millones de euros. Del mismo modo, cabe destacar lo dedicado a Salud Mental, que recibirá una partida de 505,1 millones de euros.

Entre los objetivos del Gobierno figuran también que las infraestructuras sanitarias se vean reforzadas.

Extremadura

La AP recibirá el 35,5 por ciento del dinero destinado a Salud

El Servicio Extremeño de Salud (SES) aumentará la inversión en política sanitaria este año en un 7 por ciento, con 2.008,5 millones de euros; como la mayoría de las Comunidades, realiza un esfuerzo histórico en sus presupuestos sanitarios. “El mayor de la historia”, según los responsables sanitarios.

El SES plantea la renovación de los equipos de alta tecnología sanitaria que tengan más de 10 años de antigüedad. A esta renovación se suma la partida de 17,8 millones de euros para la ejecución del módulo de consultas externas del nuevo hospital Don Benito-Villanueva de la Serena (16 millones, en 2022, y otros 16, en 2023).

En lo que atañe al personal, en salud destaca el programa de formación de sanitario residente, con 38,3 millones, un 20,19 por ciento más que el año pasado. La Atención Especializada contará con el 58,96 por ciento del presupuesto del SES, 1.173,1 millones de euros, mientras que la AP dispondrá del 35,5 por ciento del presupuesto sanitario, unos 706,3 millones de euros.

Galicia

Se crearán 1.388 nuevos puestos para sanitarios

El consejero de Sanidad de Galicia, Julio García Comesaña, ha destacado que el Ejecutivo gallego destinará a la Sanidad pública el próximo año 4.589 millones de euros, lo que supone un incremento del 6,2 por ciento de los Fondos Estructurales, es decir, 268,7 millones más que el año anterior.

Para este año, ha anunciado la realización de pruebas para 680 plazas ya convocadas y podrían convocarse otras 1.800 de la oferta de trabajo de 2020 y 2021.

Para abordar la escasez de profesionales existente en todo el país, Comesaña ha señalado que su departamento creará la categoría de médico especializado de AP, que combina la atención regular y la atención de urgencia en los PAC.

En el apartado dedicado a los gastos de personal, los presupuestos incorporan los más de 115 millones que el año pasado fueron del Fondo COVID-19, lo que significa un aumento de más del 6 por ciento. Este incremento, ha apuntado el consejero, es especialmente sustancial en el personal de AP, donde se consolidan unos 40 millones del Fondo COVID-19 y se incorporan otros 5,5 millones más, lo que supone un incremento del 9,1 por ciento en la dotación estructural para el personal de Primaria.

Madrid

El porcentaje más bajo de los últimos años

La inversión en Sanidad en la Comunidad de Madrid supondrá el 38,1 por ciento del gasto, el porcentaje más bajo de los últimos años. La partida supondrá este año 8.784 millones de euros, 693 millones más que lo presupuestado en 2019. Según estos datos, el aumento del 8,6 por ciento es la partida que menos sube de todas las cuentas públicas, cuya media se encuentra en el 15 por ciento, a pesar de la situación provocada por la pandemia.

El ejecutivo popular de Díaz Ayuso ha destinado 178 millones menos a Sanidad que en 2019 cuando la cifra ascendió a 8.962 millones.

En las cuentas de Madrid, Sanidad pierde de nuevo peso; un descenso que comenzó en 2015 cuando el presupuesto fue del 45,6 por ciento. Al año siguiente bajó al 44,13 por ciento y, de este modo, ha seguido bajando.

La AP madrileña recibirá 2.055,8 millones, el área que menos recursos económicos recibe a pesar de los problemas que registra y que los sanitarios denuncian como un colapso global del sistema.

Se destinará una partida de 65 millones a reducir las listas de espera. Y el nuevo Plan de Salud Mental y Adicciones 2022/2024 contará con una inversión de 33 millones.

La Rioja

El 42 por ciento del gasto sanitario será para reforzar la AP

Este año La Rioja dirigirá para Sanidad 552 millones de euros, lo que supone el 30 por ciento de la dotación total presupuestaria de la región. La responsable de la Sanidad riojana, Sara Alba, mostró su satisfacción al subrayar que son “los mayores presupuestos de la historia de la comunidad”.

Entre los puntos claves de los recursos sanitarios resalta la intención de reforzar la AP, a la que se destinará más del 42 por ciento de las inversiones sanitarias. En total, la AP recibirá 238 millones de euros, destinados principalmente a su mejora, reteniendo a sus profesionales, al tiempo que atrayendo talento.

El presupuesto también contempla destinar un 33,27 por ciento en gasto de personal para el servicio riojano. En total, la AP recibirá 238 millones de euros.

Murcia

Destinará 184 millones cada mes para el sistema sanitario

El Sistema Sanitario Murciano dispondrá para Sanidad este año de 2.212 millones de euros, 17 millones más respecto a 2021, año en el que se registró una subida del 13,7 por ciento sobre el ejercicio anterior. La partida para Salud supone el 41 por ciento del presupuesto autonómico, lo que se traduce en más de 6 millones diarios, 184 millones cada mes destinados al sistema sanitario.

Juan Pedro Pedreño, consejero de Salud, destaca los 318 millones de euros que irán para la AP. En esta dotación se incluye una partida de cerca de tres millones para pagar jornadas complementarias a los profesionales de salud en los ambulatorios, así como un millón para la formación integral de personal de AP, así como del nivel hospitalario.

Otro de los objetivos claves de la comunidad es rebajar las listas de espera. Para ello, han habilitado 8,4 millones de euros; y la dotación global para reforzar a los profesionales de la Sanidad pública asciende a 1.422 millones de euros. Las inversiones en hospitales y ambulatorios se llevan 79,5 millones; las mejoras en AP, 65,3; y a la lucha contra la pandemia el Gobierno murciano dirigirá 174 millones de euros.

Navarra

Prioridad en la mejora de las UCI

La Comunidad Foral de Navarra destinará este ejercicio 1.260 millones de euros a Sanidad, lo que supone un ligero aumento del 0,57 por ciento con respecto a la inversión en esta área en 2020, que fue cuando más se invirtió con respecto al 2019, tras el gasto generado por la pandemia.

Navarra se ha fijado invertir en 2022, sobre todo, en la mejora de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y en los quirófanos del Hospital Reina Sofía de Tudela, la reforma del Hospital García Orcoyen de Tudela y la construcción de diez nuevos centros de salud en un plazo de tres años.

El ejecutivo navarro ha presupuestado el refuerzo del personal sanitario y de la Psicología en AP, así como la creación de una empresa pública de ambulancias.

Este punto salió gracias a la decisión de EH-Bildu que, con la abstención de sus parlamentarios, apostó por facilitar en las cuentas el presupuesto para las ambulancias públicas.

País Vasco

Uno de cada tres euros del Gobierno vasco se destinará a Sanidad

El País Vasco dispondrá este año de 4.325 millones de euros para Sanidad, lo que implica alrededor de 200 millones más que el año pasado. Suponen dos de cada tres euros del presupuesto del Ejecutivo de Urkullu. El gasto del departamento de Salud de Gotzone Sagardui se sitúa, como años anteriores, a la cabeza en gasto público de las comunidades del Estado, con cerca de 1.984 euros por habitante y año.

Con la pandemia, desde el Gobierno de Lakua aseguran que no se van a escatimar esfuerzos para reforzar el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) y que con esta idea motriz reforzarán la AP.

La mayor partida del departamento de Salud se destina un ejercicio más a Osakidetza, que recibe 3.333,3 millones de euros a través del contrato programa para el funcionamiento diario de las organizaciones sanitarias (un 3,6 por ciento más que en 2021).

Por su parte, la cuantía dedicada a la investigación en salud crece un 15,5 por ciento y alcanza los 25,2 millones de euros.

Comunidad Valenciana

El objetivo es consolidar el empleo y crear nuevas plazas

La Consejería de Sanidad Universal y Salud Pública de la Comunidad Valenciana tendrá el mayor presupuesto de todas las áreas con 7.937,7 millones de euros, lo que representa 41,7 millones más que el año 2021. El dinero para Sanidad se ve aumentado en 1.072 millones con respecto al último presupuesto anterior a la pandemia, un 15,8 por ciento más.

Son presupuestos diseñados para fortalecer el Sistema Valenciano de Salud y garantizar a la ciudadanía el acceso universal, equitativo y de calidad a los recursos sanitarios y asistenciales.

La consellera del área, Ana Barceló, sostiene que se van a crear 6.000 plazas estructurales de profesionales sanitarios, de las cuales el 26 por ciento serán para reforzar la AP, el 4 por ciento para el Plan de Salud Mental (250 plazas), el 2,6 por ciento para Salud Pública (157 plazas) y para la atención hospitalaria de crónicos y agudos y al resto de necesidades asistenciales se destinará un 67 por ciento de la dotación estructural.

Del presupuesto en inversiones desglosado por territorios, más de 23 millones de euros (el 8,92 por ciento) se destinará a proyectos de la provincia de Castellón, 95,36 a Alicante (37,01 por ciento) y 139,3 millones a Valencia (54,06 por ciento).