Cada 17 de abril es conmemorado como el Día Mundial de la Hemofilia. Las asociaciones mundiales aprovechan estos días para hacer un recordatorio con la atención recomendada sobre las necesidades terapéuticas y de detección para estos pacientes, cuya prevalencia es de 5 a 10 por cada 100.000 habitantes, lo que indicaría que hay un aproximado de 10.000 personas con hemofilia en nuestro país, aunque no hay cifras oficiales al respecto.

La Federación de Hemofilia de la República Mexicana ha comenzado el Registro Nacional de Hemofilia que cuenta con un total de 5.532, de los cuales 4.803 son pacientes con Hemofilia Tipo A y 729 con Hemofilia Tipo B. Se contempla un subregistro de aproximadamente 3.000 pacientes.

El consejo Asesor Médico de la Federación Mundial de Hemofilia realizó una serie de recomendaciones para los médicos tratantes de estos pacientes durante la actual emergencia sanitaria relacionada con COVID-19, entre las cuales destacan que no deben hacer ningún cambio en el régimen de tratamiento para los concentrados de FVIII y FIX de vida media recombinante estándar o extendida, FEIBA, FVIIa o emicizumab. También se apunta que se puede pedir a los pacientes que tengan dosis adicionales para uso doméstico sólo para prevenir algún retraso o interrupción en la entrega, sin exagerar en las cantidades de los mismos.

En el caso de los pacientes tratados con FVIII / FIX derivado de plasma, los procedimientos de inactivación y eliminación virales empleados son suficientes para destruir virus envueltos en lípidos, como el SARS-CoV-2, y no se recomienda cambiar de producto.

En el documento también se añaden medidas específicas en caso de ingreso hospitalario de un paciente con trastornos hemorrágicos con infección por COVID-19, cuyos detalles van desde organizar y asegurar el acceso venoso seguro para recibir la terapia de reemplazo.

En el caso de ser parte de algún tratamiento experimental, los pacientes deben informar de manera inmediata para evitar una mala lectura de análisis o pruebas de laboratorio.

Si el enfermo presenta una infección por COVID-19 puede sugerirse una terapia profiláctica y mantener niveles más altos de factor de coagulación como precaución contra el sangrado en los pulmones por daño potencialmente grave causado por el SARS-CoV-2.

Es importante que los médicos tratantes se mantengan debidamente informados ya que las actualizaciones cambian constantemente, si el médico requiere más información pueden ingresar a la página oficial de la Federación Mundial de Hemofilia, en la cual se actualizarán las más recientes noticias médicas a cerca de estos pacientes.

Todo paciente debe seguir los lineamientos establecidos de sana distancia recomendados para toda la población, sin excepción.