El Virus del Papiloma de Alto Riesgo tipo 16 (HPV16) es responsable de más del 90% de los cánceres de la orofaringe relacionados al papilomavirus. Lo anterior se deriva de un origen en nueve de cada 10 casos por la práctica de sexo oral, informó el Cinvestav.

A través de un reporte dado a conocer en su página web, el organismo refiere que los cánceres de la orofaringe han incrementado su frecuencia a nivel mundial. Esto con aproximadamente 878 mil nuevos casos en 2020, incluso más que el cáncer anogenital.

Según los datos del reporte, el papilomavirus de alto riesgo está en aproximadamente 25% de los cánceres de la orofaringe presentes a nivel mundial.

¿En qué consiste el virus del papiloma humano?

El virus del papiloma humano tiene ADN de doble cadena con predilección por la unión escamo columnar del epitelio.

En el caso de las amígdalas, el paladar blando y la base de la lengua actúan como un hospedero para el virus. Lo anterior brinda acceso a su capa basal para la replicación viral.

El epitelio de la orofaringe es único y no explica por qué el papilomavirus de alto riesgo es de 3 a 5 veces más frecuente en la orofaringe en comparación con otros tejidos de cabeza y cuello.

Evolución en cánceres de orofaringe

Los cánceres de la orofaringe incluyen padecimientos de los mencionados tejidos y de aquellos circundantes.

Si bien la exposición al tabaco y al alcohol son factores de riesgo para estos tipos de cánceres, en las últimas décadas se ha visto un aumento.

Sobre todo el incremento se reporta en aquellos relacionados con el virus del papiloma humano de alto riesgo, en particular con el tipo 16.

El aumento en la incidencia de cánceres de la orofaringe relacionada con estos tipos de virus la convierte en la neoplasia maligna más común. Principalmente relacionada con estos virus en Estados Unidos, país donde se tiene un excelente registro de los casos y de las defunciones por los distintos tipos de cáncer.

De hecho, en ese país, 60% de los cánceres escamosos de cabeza y cuello son de la orofaringe.

Virus relacionado al despertar sexual temprano

El Cinvestav encontró que los pacientes afectados por cánceres de la orofaringe positivos al virus tipo 16 tienen un inicio sexual más temprano. Así como también un mayor número de parejas, con quienes practican sexo oral y vaginal durante su vida, en relación a aquellos con otro tipo de origen.

En general, los pacientes son de nivel socioeconómico más alto y menos propensos a tener antecedentes de abuso de tabaco o alcohol.

La terapia para el cáncer escamoso de cabeza y cuello es variada, pero en general consiste en cirugía, cuando es posible, seguido de quimioterapia más radioterapia.

Los anticuerpos monoclonales contra el receptor al factor de crecimiento epitelial se usan en combinación con radioterapia en esos cánceres negativos al virus de papiloma humano. La quimioterapia no es recomendada al paciente por ser muy tóxica.