En entrevista exclusiva para El Médico Interactivo México, el Dr. Andrés Jaime Aguirre, neurocirujano con alta especialidad en cirugía cerebrovascular, cirugía de columna mínimamente invasiva y cirugía compleja, señaló que 1 de cada 50 personas padece aneurismas; la frecuencia de edad es arriba de los 50 años. Sin embargo, cada vez hay más casos de gente joven que presenta este problema de salud. Es más frecuente en mujeres, hasta 1.5 en comparación con los hombres.

Explicó que el aneurisma se caracteriza por debilidad en la pared de un vaso sanguíneo; en las arterias cerebrales hay diferentes capas vasculares. Cuando una de estas se debilita se hace una bolsa que puede romperse como si fuera un globo.

Cuando esto sucede hay hemorragias intracraneales, como consecuencia, inflamación del cerebro, inclusive muertes espontáneas; hidrocefalia; infartos, es decir, se colapsan las arterias generando secuelas irreversibles.

¿Cómo se manifiesta el aneurisma cerebral?

Muchos pacientes que padecen aneurismas cerebrales, AC, no manifiestan síntomas, pero hay quienes sí tienen síntomas centinelas: dolor de cabeza muy fuerte (el peor dolor de cabeza de su vida), alteraciones en la vista o visión doble, parpado caído, problemas en el movimiento de los ojos o visión borrosa, mucho sueño o disminución de la fuerza de alguna parte del cuerpo.

El principal factor de riesgo es genético, por alteraciones de la colágena que afecta esta capa muscular que hay en las arterias intracraneales. Otros factores son: la ateroesclerosis, tabaquismo, diabetes mal controlada; pacientes que usan hormonas o medicamentos anticonceptivos; los fisicoculturistas que aumentan la presión intracraneal.

Inclusive la anatomía de cada vaso en el cerebro puede presentar las arterias en diferente posición, distribuyendo el flujo de diferente forma, con lo cual el flujo al chocar con las arterias puede provocar el aneurisma.

Un paciente con AC que no es tratado a tiempo o si la hemorragia fue muy severa tiene un riesgo del 60% de fallecer y 30% de quedar con una secuela neurológica.

¿Cómo se puede prevenir el aneurisma craneal?

Con una dieta saludable, buen control en enfermedades crónicas y evitar el tabaquismo. Pero si hay un factor de riesgo, hacer un diagnóstico preventivo con una tomografía. El problema es que en muchas ocasiones el paciente rechaza el estudio por miedo a que sea positivo el resultado. Se recomienda como estudio preventivo una angiotomografía cerebral.

¿Qué necesitan saber los médicos de primer contacto para el diagnóstico de aneurisma cerebral?

Si el paciente tiene antecedentes de dolores de cabeza intensos que no mejoran con tratamientos convencionales; si tiene antecedentes familiares con hemorragias intracraneales secundarias a una ruptura de aneurisma, es candidato para indicarle estudio de control: angiotomografía o angioresonancia.

Pacientes hipertensos que no llevan un buen control de la enfermedad; mujeres con dolor de cabeza intensos sin haber consumido o estar en tratamientos anticonceptivos; personas fisicoculturistas con dolores de cabeza intensos que además usan hormonas para crecimiento muscular, son candidatos para un diagnóstico preventivo, además de descartar otros problemas.

Importante que los médicos de primer nivel asistan a cursos de entrenamiento en cadáver con especialistas en cirugía cerebrovascular; acudir a los congresos y pláticas específicas de estos padecimientos.

¿En qué se basa en tratamiento para aneurisma craneal?

Afortunadamente en la actualidad hay diferentes tratamientos como la terapia endovascular, que consiste en pasar un catéter por la arteria femoral o la arteria radial para llegar a las arterias del cerebro y colocar un dispositivo coils. Se describe como pelitos que se van enrolando dentro de las aneurismas y tapan el defecto. Esto siempre y cuando sean candidatos, porque cada tipo de aneurisma va requerir el tratamiento que necesita.

Normalmente décimos que el tratamiento se ajusta al padecimiento, pero en realidad nosotros tenemos que buscar cuál es el ideal para ese aneurisma. Hay aneurismas con indicaciones directas para tratamiento endovascular que es mucho más seguro y mínimamente invasivo, pero hay pacientes que son candidatos a un flipaje vascular mediante una cirugía transcraneal para hacer la remodelación de ese aneurisma y tapar el flujo, con lo cual el paciente se cure inmediatamente.