El SARS-CoV-2 ha cobrado la vida de millones de personas en el mundo, la neumonía ha sido una de las enfermedades que aumentó el índice de mortalidad en la población.

En entrevista exclusiva para El Médico Interactivo México, la Dra. Lieneth Amaya Bermúdez, médico neumóloga e intensivista de Centro Médico ABC, explica que la neumonía es una enfermedad aguda de origen infeccioso que causa inflamación a nivel pulmonar.

Generando aumento en la cantidad de moco a nivel de los alveolos. Pueden ser bacterianas, virales o por hongos y es más frecuente en la época invernal.

Incrementaron los casos de neumonía por COVID-19

Indica que en 2019 el 56% de las defunciones fueron por neumonía y en 2020 se reportó un aumento de mortalidad del 86%. Durante la pandemia ha sido la segunda causa de muerte por COVID-19.

Afecta a menores de 5 años, que hasta hace dos años representaba el 15% de muerte en esta población, a mayores de 65 años y a personas que tienen enfermedades que suprimen en sistema inmune.

La neumonía por COVID-19 afecto más a los adultos hombres y a personas que tenían factores de riesgo como obesidad, diabetes mellitus e hipertensión pulmonar.

Sin vacuna de COVID-19 la neumonía de agrava

En cuanto a los factores de riesgo, en general, reporta mala nutrición, deficiencias de vitaminas, cáncer, EPOC, asma, influenza y neumococo. Advierte que por la falta de la vacuna contra COVID-19 se aumenta el riesgo de que la enfermedad se agrave.

Los síntomas que manifiestan los pacientes son gripe, moco, estornudos, fiebre. En caso de que aumente la inflación pulmonar puede haber falta de aire (disnea), tos, esputo (expectoración) purulento y verde.

Tratar a tiempo la neumonía puede salvar la vida

La experta menciona que la peor consecuencia de la neumonía no tratada a tiempo es que el paciente fallezca, porque se desencadena una respuesta inflamatoria y daño al pulmón que puede afectar todo el cuerpo.

Una complicación inmediata es la insuficiencia respiratoria aguda, el paciente necesita altos niveles de oxígeno y apoyo de ventilación mecánica, lo ideal es que se atienda a tiempo, no se automedique y busque ayuda médica antes de que se complique.

Asegura que el diagnóstico se da a través de los signos y síntomas, exploración física, radiografía de tórax y tomografía.

En algunos casos hacer un panel viral para saber el tipo de virus y si el paciente tiene flemas hacer cultivos para detectar bacteria u hongo, para poder dar un tratamiento dirigido, esto lo puede hacer cualquier médico.

Todos podemos prevenir

Evitar cambios bruscos de temperatura, tener una buena alimentación, mantener niveles adecuados de vitamina C y D, evitar fumar y el uso de cubrebocas en lugares cerrados son acciones que reducen increíblemente el riesgo de neumonía y, por tanto, el de mortalidad.

La Dra. Amaya comenta que el Centro Médico ABC cuenta con educación médica continua para los residentes y especialistas a través de congresos, cursos, sesiones y pláticas ya que todo el personal de salud debe estar certificado por The Joint Commission International.

Añade que los médicos de primer contacto necesitan tener conocimiento de la neumonía, realizar un diagnóstico seguro y referir al paciente a un centro.

En el Día Mundial de la Neumonía no hay que olvidar que el peligro sigue, por lo que no debemos bajar la guardia, todos debemos vacunarnos, usar cubrebocas, con lo cual se podrá disminuir la incidencia de neumonía y enfermedades graves.