El pasado enero la Comisión Europea aprobó la utilización de trastuzumab deruxtecán para tratar el cáncer de mama metastásico HER2. Este fármaco es un inmunoconjugado (ADC) que actúa contra el factor de crecimiento epidérmico humano HER2.

Los nuevos fármacos ADC y su forma de actuar ante el cáncer fueron analizados por diversos expertos en la 17ª Conferencia Internacional sobre Cáncer de Mama, realizada de forma virtual que se celebró entre el 17 y 19 de marzo desde St. Gallen (Suiza).

En una de las sesiones del 18 de marzo, Daiichi Sankyo y AstraZeneca  presentaron los resultados de su colaboración para desarrollar conjuntamente tanto la investigación como la comercialización de trastuzumab deruxtecán, un nuevo medicamento frente al cáncer de mama metastásico HER2.

En Europa, se diagnostican anualmente unos 531.000 casos de cáncer, de los que un 20% son HER2 positivo. “El impacto de esta enfermedad es altamente significativo, pues globalmente el cáncer de mama es responsable de más de 140.000 fallecimientos al año en la UE”, explicó el coordinador del evento Jean Yves Pierga, del Instituto Curie, de París.

Mientras el cáncer de mama invasivo no metastásico es curable en el 90% de los casos a cinco años y hasta en un 99% si solo está en una mama, el cáncer metastásico, por el contrario, es el causante de la mayoría de las muertes, siendo actualmente la supervivencia a cinco años de tan solo un 28%. De hecho, se estima que este 2021 la mayoría de las 44.000 muertes en el Estado que puedan producirse por cáncer lo serán de este tipo.

Panelistas de la sesión de cáncer HER2 en el Congreso Internacional de Cáncer de Mama

Los expertos participantes en la sesión sobre el cáncer de mama HER2.

Resistencias al tratamiento

La HER2 es una proteína promotora del crecimiento celular, un receptor de tirosina quinasa que se expresa en la superficie de muchos tumores incluyendo el cáncer de mama; su sobreexpresión puede estar con una alteración específica del gen HER2 y en todo caso se suele asociar con enfermedad agresiva y un pronóstico desfavorable en cáncer de mama.

El panorama del cáncer de mama está en constante evolución con el objetivo de superar las limitaciones terapéuticas actuales. Porque a pesar de la amplia disponibilidad de terapias dirigidas contra HER2, los pacientes con cáncer de mama avanzado de este tipo continúan enfrentándose a los retos de progresión de la enfermedad, de resistencia al tratamiento y a metástasis cerebrales”, subrayó Matthias Peipp, de la Universidad Christian-Albrechts de Alemania.

Trastuzumab deruxtecán es un ADC de nueva generación y está compuesto por un anticuerpo monoclonal IgG1 humanizado anti HER2 unido a un inhibidor de la topoisomerasa I. Se ha investigado su actuación en el estudio Destiny-Breast con pacientes muy pretratadas que ya habían recibido anteriormente trastuzumab y TDM1. “Con una tasa de respuesta global del 61,4% en 19 meses y una supervivencia de 25 meses, demostrando un perfil de seguridad manejable, aunque se identificó enfermedad pulmonar intersticial como acontecimiento adverso”, subrayó el profesor Rupert Bartsch, de la Universidad de Viena.

Riesgo de progresión

Precisamente, la reciente incorporación de trastuzumab deruxtecán a las guías de la Sociedad Europea de Medicina Oncológica (ESMO) se debe a su buen rendimiento en el tratamiento de pacientes de cáncer de mama metastásico HER2 que ya habían recibido previamente dos o más pautas de tratamiento con resultados no muy positivos y en el contexto del tratamiento postcoadyuvante en pacientes con cáncer de mama en estadio precoz.

Rupert bartsch- participó en el encuentro sobre el cáncer de mama metastásico

El profesor Rupert Bartsch, de la Universidad de Viena.

En esta línea, la doctora alemana Sibylle Loibl resaltó que “a pesar de los beneficios conseguidos en los tratamientos neoadyuvantes y adyuvantes, sigue existiendo riesgo de progresión en algunas pacientes, lo que se ha investigado en el estudio KRISTINE”. En este contexto, se incardinan la utilización de trastuzumab deruxtecán porque ha demostrado beneficios en la supervivencia libre de metástasis.

Fátima Cardoso, del Centro Clínic Chapalimaud, en Lisboa, Portugal, indicó que las guías recientes de la ESMO reflejan los últimos avances, recomendando para el tratamiento de la enfermedad metastásica HER2 nuevos agentes como trastuzumab deruxtecán y tucatinib.

“El consenso actual para este tipo de cáncer es iniciar lo antes posible una terapia dirigida contra la HER2 y continuar administrándolo incluso después de la progresión de la enfermedad. El uso del doble bloqueo en el contexto de la enfermedad metastásica se ve como la estrategia terapéutica de referencia para los pacientes sin tratamiento previo y, por supuesto, se sigue recomendando para las ya tratadas o multitratadas previamente. La opción de trastuzumab deruxtecán abre una tercera línea de tratamiento como camino de esperanza”.

La doctora Fátima Cardoso, de Lisboa en la sesión de cáncer HER2

Fátima Cardoso, del centro Champalimaud de Lisboa (Portugal).

Líneas de esperanza

Avances como los expuestos en este Simposio llaman a la esperanza, pero, como expresó Fátima Cardoso, todavía siguen existiendo importantes necesidades médicas no cubiertas en las pacientes con cáncer de mama metastásico HER2 positivo. Porque en todo caso, la enfermedad sigue siendo incurable y los pacientes manifiestan finalmente progresión de la patología después de recibir las opciones de tratamientos disponibles en la actualidad.

La línea de esperanza está en que la tasa de mortalidad global del cáncer se redujo en 1% por año entre el 2013 y 2019. Lo que esperan los investigadores es que bajo este nuevo tratamiento con el inmunoconjugado de nueva generación trastuzumab deruxtecán el porcentaje de supervivencia vaya aumentando también en cánceres de mama metastásicos como el HER2.