El Investigador Nacional Nivel 1, Reyes Haro Valencia, también presidente emérito de la Sociedad Mexicana del Sueño, asegura que “Soñar que puedes contagiarte de COVID-19, que estás enfermo en un hospital, con personas muertas, o diferentes situaciones de peligro son pesadillas recurrentes que está refiriendo la población debido a los altos niveles de estrés y angustia que está viviendo por la pandemia de COVID-19”, señaló.

El especialista agregó que la contingencia ha generado preocupación por la familia, la salud, la economía, el trabajo, perjudicando así la capacidad de relajación y con ello la posibilidad de lograr un sueño reparador. Los sueños de contenido ansioso o pesadillas afectan más a las personas que enfrentan de cerca el problema como el personal de salud, las personas contagiadas y sus familiares. No obstante, el temor a adquirir la enfermedad también está ocasionando estos sueños desagradables en la población general.

Trastorno del sueño del grupo de las parasomnias

Las pesadillas son un trastorno del sueño del grupo de las parasomnias que ocurren de manera predominante como la mayoría de los sueños durante la cuarta fase del dormir conocida como sueño MOR o de “movimientos oculares rápidos”. Hoy en día, muchas personas presentan las pesadillas acompañada de angustia, y durante el día provoca problemas de funcionamiento o generan temor al irse a dormir y pueden presentar las siguientes características:

  • Parece ser real y produce mucha angustia.
  • El sueño puede despertar a la persona y ocasionar temor o dificultad para volver a dormir.
  • La pesadilla puede producir cambios en ritmos respiratorio y cardiaco, así como sudoración y agitación.
  • Pueden presentarse más de una ocasión por noche.

El doctor Reyes Haro dijo que las pesadillas se convierten en un trastorno del sueño cuando ocurren de manera frecuente y provocan problemas de concentración o memoria, además de fatiga y somnolencia durante el día, así como un miedo inexplicable que llega al momento de dormir o ante la oscuridad.

“El humano promedio tiene una pesadilla por mes, si aumenta el número de eventos es algo que deberá tratarse para no complicarse”, dijo Haro Valencia.

Finalmente, el Dr. Reyes Haro dijo que soñar es muy importante para poder procesar el estrés y la angustia de las experiencias del día. Si no soñamos la angustia se queda con nosotros y provoca problemas. Por ello, es recomendable tener horarios programados que incluyan actividades como ejercicio, yoga o meditación para poder reducir los niveles de ansiedad y así poder tener buena calidad de sueño.