La Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica, A. C. (AMIIF), que representa a más de sesenta empresas mexicanas, difundió un mensaje sobre el aumento de los residuos sanitarios.

Los centros de salud no tienen capacidad para contener los residuos sanitarios

De acuerdo con la Organización Mundial para la Salud, OMS, a nivel mundial faltan servicios de gestión seguros para los residuos sanitarios [1].

Destaca que los últimos datos disponibles de 2019 indican que 1 de cada 3 centros de atención médica en todo el mundo no administraban de manera segura los residuos sanitarios, y la pandemia de COVID-19 solo ha acrecentado el problema.

Por otro lado, la evaluación del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) arrojó que por COVID-19 aumentó la cantidad de peligrosos residuos sanitarios en 3.4 kg /cama/día, en cinco ciudades asiáticas.

Esto es aproximadamente 10 veces más que el volumen medio de residuos sanitarios peligrosos, que oscila entre 0.2 a 0.5 kg/cama/día.

Soluciones inmediatas

Este panorama es demoledor y abona en una ya exacerbada crisis climática. Para atajar el problema se necesitan soluciones innovadoras. Para el caso específico de los residuos por COVID-19 la OMS propone:

  • Desarrollar y usar guantes, delantales y mascarillas reutilizables de forma segura.
  • Diseño de máscaras médicas y respiratorias reutilizables para la seguridad y el medio ambiente.
  • Uso de equipo de protección personal, que sea fabricados con una mayor proporción de materiales renovables, de base biológica o reciclables.
  • Recolección y tratamiento de residuos.

 

Sobre este último punto vale la pena mencionar el esfuerzo que realiza el Sistema Nacional de Gestión de Residuos de Envases de Medicamentos (SINGREM).

Industria responsable que se encarga de la autogestión de residuos

Asociación civil sin fines de lucro y única en su tipo en México, fundada en 2008 por iniciativa de la industria farmacéutica con la finalidad de atender de manera responsable la problemática que generan los medicamentos caducados, envases de medicamentos vacíos o con restos, y los sobrantes de tratamientos. 

Dicha asociación gestiona la recolección y disposición final de esos medicamentos, en un esfuerzo que involucra a autoridades federales y locales de salud y medios ambiente, así como a todas las empresas asociadas a la AMIIF.

Desde 2010 SINGREM ha estado presente en 349 comunidades de 25 estados de la república mexicana; para el 2020 atendió a 66,072,762 habitantes, lo que representa el 52% de la población nacional.

Recupera 45 toneladas de medicamentos por mes y desde su creación hasta mediados del 2021 ha evitado que 4,491 toneladas de medicamentos lleguen al mercado negro o contaminen el medio ambiente.

Aquí pueden conocer más acerca del trabajo de SINGREM y acá ubicar su contenedor seguro más cercano.

Esta es una estrategia que ha servido para salvaguardar la salud de los mexicanos y contribuir de forma segura en la recolección de residuos sanitarios, la AMIIF agradece la labor de la asociación e invita a los hospitales, clínicas y centros de salud hacer uso de sus servicios.

 

[1] https://www.who.int/publications/i/item/9789240039612