La Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia pone en marcha el Observatorio de Hematología coincidiendo con el Día Mundial de Investigación en Cáncer. Uno de los objetivos de los hematólogos es aumentar la supervivencia a largo plazo de sus pacientes. Para ello, este foro quiere convertirse en una fuente de información honesta, rigurosa y fiable de los últimos avances hematológicos. Especialmente frente a las pseudociencias, las pseudoterapias y las pseudoinformaciones.

La investigación en cáncer hematológico tiene un panorama “brillante, pero debemos seguir trabajando para mejorarla todavía más”, afirma Ramón García Sanz, presidente de la SEHH. Entre otros retos, los hematólogos “estamos trabajando para que los fármacos sean cada vez más eficaces y menos tóxicos, con el objetivo de que nuestros pacientes puedan vivir más y mejor”.

En 2030, el cáncer será la primera causa de muerte en el mundo, con 13 millones de fallecimientos. Afortunadamente, la supervivencia a largo plazo en todos los tumores supera el 53 por ciento y en algunos incluso alcanza el 90 por ciento. Aunque hay identificados más de una decena de cánceres de la sangre, los linfomas, las leucemias y los mielomas son los más frecuentes.

Aumentar la supervivencia a largo plazo

El primer debate se ha enmarcado en el Día Mundial de la Investigación en Cáncer, una iniciativa impulsada por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) que se conmemora cada 24 de septiembre. La Declaración Mundial por la Investigación en Cáncer, apoyada por la SEHH, tiene como objetivo promover un progreso más rápido para derrotar al cáncer. El objetivo es mediante la concienciación global sobre la importancia de la investigación, la coordinación de esfuerzos entre socios internacionales y el incremento de recursos y estrategias. Todo ello para mejorar, entre otras cuestiones, la supervivencia a largo plazo.

En este contexto, los invitados al primer ODH han tratado de hacer una radiografía de la investigación en cáncer hematológico en España. Marta Puyol, directora de Investigación de la AECC, ha dicho de la investigación en cáncer hematológico que “está liderada por grandes investigadores españoles”. Sin embargo, hace falta construir una gran cantera para continuar mejorando la supervivencia a largo plazo de estos pacientes. Otro reto planteado por esta experta tiene que ver con la reciente aprobación del ARN mensajero, la revolución terapéutica impulsada por la pandemia. “Me consta que ya se está aplicando en las terapias CAR-T de nueva generación, con lo que la hematología vuelve a estar en la vanguardia de una innovación frente al cáncer”, concluía.