El consumo de alcohol y el tabaco son dos de los factores que están detrás de la mayoría de tumores de cabeza y cuello. Especialmente a los que afectan a la zona de la laringe y faringe. Sin embargo, a lo largo de los últimos años se ha venido reportando un aumento en los casos de esta patología debido al virus del papiloma humano (VPH). Así lo demuestran datos de acuerdo con la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello.

No obstante, también hay otras causas mucho menos frecuentes que pueden hacer aflorar estos tumores. Por ejemplo, un déficit en vitaminas A y C, una escasa higiene bucal o estar expuesto a las radiaciones ultravioletas desencadenando un cáncer en el labio inferior.

Por ello, expertos de GenesisCare han indicado que, si se evitaran los hábitos del tabaco y del alcohol, el cáncer de cabeza y cuello podría ver reducida su aparición en más del 80 por ciento. Igualmente, han subrayado la importancia de la vacuna frente al VPH en relación con el incremento de casos en vista a la actividad sexual, principalmente en los países subdesarrollados. Por último, han destacado que es clave llevar una alimentación saludable y una vida sana.

Cáncer de cabeza y cuello en España

En España, cada año se diagnostican más de 12.000 casos de cáncer de cabeza y cuello. Estos afectan especialmente a personas de entre 45 y 60 años. El problema es que en la mayoría de las ocasiones se detecta en estado avanzado, según datos de la SEORL-CCC.

En este sentido, la oncóloga médica de GenesisCare, Lucrecia Ruiz, insiste en la importancia de detectar precozmente los síntomas. “Las enfermedades que se originan en este sitio pueden tener diferentes síntomas de alarma, desde afonía o cambios en el tono de la voz hasta molestias al tragar, llagas o lesiones en boca, aparición de nódulos en cuello entre otros“. Cabe destacar que si el paciente se encuentra en una edad no muy avanzada y es una persona con un buen estado general de salud, las probabilidades de curación son más altas.