El Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama ha aportado nuevos datos sobre la reversión de la resistencia a la terapia hormonal en cáncer de mama mestastásico. En este sentido, se han presentado nuevos estudios en el marco del 43rd San Antonio Breast Cancer Symposium. Este se ha centrado en las mujeres postmenopáusicas con cáncer de mama con expresión de receptores hormonales en fase metastásica resistentes a la combinación de sapanisertib con fulvestrant.

En concreto, se investigaron los mecanismos de resistencia a la terapia hormonal. En este caso, una ruta de señalización celular implicada en la proliferación de las células tumorales, la PI3K/AKT/mTOR. Así lo explicaba José Ángel García Sáenz, del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Dicho trabajo ha analizado la eventual sinergia de fulvestrant con un inhibidor dual de mTOR, sapanisertib. Todo bajo la hipótesis de que, al bloquearlo doblemente, se podría restaurar la sensibilidad a la terapia hormonal, por lo que el beneficio sería mayor. El objetivo final sería conseguir un aumento de la supervivencia libre de progresión en estas pacientes. “Sin embargo, la adicción de sapanisertib a fulvestrant en estas mujeres obtuvo un beneficio clínico marginal, a expensas de mayor toxicidad, lo que sugiere que no debemos continuar el desarrollo clínico de sapanisertib en este escenario”, concluye el doctor García Sáenz.

Resistencia a la terapia hormonal

Este subtipo de cáncer de mama es el más frecuente, con receptores hormonales positivos (RH+) y HER2-negativo. Estos tumores, por tanto, responden a la terapia hormonal (son hormonosensibles). Sin embargo, el tumor puede generar resistencia a la terapia hormonal, sobre todo cuando se encuentra en la fase metastásica de la enfermedad.

Por otra parte, GEICAM presentó cinco comunicaciones en forma de póster sobre el estudio RegistEM. Este es el primer registro prospectivo nacional a gran escala. El mismo se ha realizado con datos de la vida real de pacientes con cáncer de mama localmente avanzado no resecable o metastásico.

Entre las mismas destacó la conclusión de que un subanálisis del RegistEM sobre ADN tumoral circulante en pacientes con enfermedad triple negativa avanzada que puede orientar sobre la terapia a pautar. Otro hallazgo de valor es que los pacientes con tumores que tienen mutaciones en la vía de PI3K/AKT/mTOR (40 por ciento) responden peor a la quimioterapia y tienen un peor pronóstico. Así estos podrían beneficiarse de inhibidores de AKT en combinación con quimioterapia.

La resistencia a las terapias farmacológicas centraba otra de las investigaciones de GEICAM presentadas durante el simposio. Se ha demostrado que los inhibidores de CDK4/6, como palbociclib, en combinación con terapia hormonal, mejoran la respuesta y supervivencia en pacientes con cáncer de mama metastásico con RH+ y HER2-negativo.