La Ayuda Merck de Investigación 2022 ha premiado el ‘Proyecto Desarrollo de una innovadora inmunoterapia adoptiva de células CAR-T para Sarcoma de Ewing’. Se trata de un trabajo de Diego Sánchez-Martínez, Carla Panisello y su equipo de colaboradores, de la Fundación Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras.

Actualmente, en España hay un importante número de grupos trabajando en el ámbito de la inmunoterapia. Tanto desarrollando nuevos tratamientos como tratando de mejorar los ya existentes. En este sentido, cada vez son más los proyectos basados en aplicar la inmunoterapia y las células CAR-T a los tumores sólidos. De hecho, ya existen varias terapias en la clínica empleando anticuerpos. Asimismo, cada vez son más los ensayos clínicos usando diferentes tipos de moléculas o células como forma de inmunoterapia. Sin embargo, en el caso del Sarcoma de Ewing, actualmente no se han propuesto inmunoterapias a nivel nacional. No obstante, los estudios aún se encuentran en fase preclínica.

Desde el año 1991, la Fundación Merck Salud convoca anualmente las Ayudas Merck de Investigación. Las mismas están dirigidas a financiar proyectos inéditos realizados por equipos de investigadores españoles, en diversas áreas biomédicas. De esta forma, la entidad concede una ayuda destinada a la investigación en materia de Inmuno-Oncología dotada con 30.000 euros. Actualmente, reúne ya treinta ediciones.

Tratamientos para el Sarcoma de Ewing

El objetivo del proyecto premiado es identificar una diana adecuada y con poca toxicidad en tejidos sanos, con el fin de desarrollar un CAR-T efectivo en Sarcoma de Ewing. “Una vez tengamos una potencial diana, el siguiente paso será hacer que las células CAR-T sean lo más efectivas posibles”. Así lo explica Diego Sánchez-Martínez. Todo ello teniendo en cuenta las limitaciones/dificultades que presentan los tumores sólidos para ser tratados con células CAR-T.

“La inmunoterapia ha supuesto una revolución en el tratamiento de tumores de mal pronóstico o en recaída. En concreto, las células CAR-T han mostrado ser una buena alternativa en el caso de los tumores hematológicos en pacientes sin otras opciones terapéuticas. Por ello, nuestro objetivo es encontrar una terapia eficiente y segura de células CAR-T para el tratamiento del Sarcoma de Ewing”, concluye Sánchez.