La presidenta de la Agrupación Mexicana de Oncohematología Pediátrica y terosera adjunta de la Academia Pediátrica Mexicana, especialista en Oncología pediátrica, la Dra. Marta Zapata Tarrés comparte en entrevista exclusiva para El Médico Interactivo México el panorama de nuestro país ante esta enfermedad con motivo del Día Internacional del Niño con Cáncer, que fuera decretado en el año 2001 con la intención de conmemorar a los pacientes pediátricos y continuar una lucha por la igualdad de tratamiento en el mundo, sin importar el estatus social o geográfico.

Panorama

México es un país en el cual esta patología es la primera causa de muerte en la edad pediátrica, cuyos tipos más frecuentemente observables son los tumores por leucemia que abarcan casi la mitad, después los tumores cerebrales y linfomas, posteriormente los tumores menos frecuentes como son tumores de hueso, riñón, ojo, retina, etc. Su tasa de prevalencia depende mucho de la región, sin embargo el promedio es de 10 a 15 pacientes por cada 100.000 menores de 18 años.

Acceso a tratamiento

De manera general nuestro país tienen un buen acceso, es decir, al menos hay un hospital por región con la capacidad de ofrecer tratamiento, sin embargo, el problema recae en una deficiente infraestructura para hacer una detección temprana.

El acceso a medicamentos y nuevas terapias son limitadas o nulas como en el caso de las inmunoterapias que podrían ayudar con el tratamiento de las leucemias o algunos tumores sólidos. En el caso del trasplante de las células progenitoras, un procedimiento que ya se realiza en México, es necesaria una mayor accesibilidad para más pacientes, pues hay pocos hospitales certificados que además son lugares centralizados.

Otro de los puntos por atender está en el tema de las prótesis oculares, de piernas, pero principalmente, los instrumentos e infraestructura diagnóstica oportuna más sofisticados, un claro ejemplo es el estudio PET/CT, accesible en pocos hospitales, también los estudios de biología molecular para hacer diagnósticos más precisos.

El retraso en el diagnóstico disminuye la posibilidad de curación del paciente 

El cáncer no es una enfermedad mortal cuando la detección es oportuna, sin embargo, no hay síntomas aparatosos y es posible que se confunda fácilmente con otras enfermedades, pero cuando es un síntoma persistente que no desaparece con un tratamiento convencional es preciso referirlo a un nivel de atención especializado.

Señales de alarma

Cuando hay dolores de cabeza, aumento inusual de volumen en cualquier parte del cuerpo, lesiones en el ojo del bebé (retinoblastoma), fiebre persistente y sin causa aparente, es decir que cualquiera de estos síntomas que no respondan a otros tratamientos son una señal de alarma.

El tema de la edad es importante, porque mientras en los niños pequeños y los bebés el diagnóstico es temprano porque están bajo el total cuidado de sus padres, en contraste con el adolescente, que difícilmente se acerca con los padres o con los médicos para atender algún síntoma extraño. En esta etapa es en la que se tienen una menor posibilidad de curación debido a la detección tardía.

Diagnóstico oportuno del cáncer en niños y adolescentes

En la Academia estamos preocupados por esta situación, a pesar de las jornadas de actualización, este panorama no cambia, con base en esto se lanzará una campaña de diagnóstico oportuno que irá dirigida directamente a los niños y adolescentes, maestros, enfermeras y médicos de primer contacto y se enfocará a través de redes sociales.

El objetivo es que pacientes que ya han pasado por esta situación puedan aconsejar a otros de su edad sobre los cuidados que su cuerpo requiere y la importancia de acercarse a buscar ayuda con un profesional de su confianza.

Déficit en la enseñanza

Hemos observado que los médicos pediatras no diagnostican el cáncer, no hay en el plan de estudios una capacitación adecuada con relación a oncología pediátrica, hace falta na revisión de los planes de estudio que además de la detección hable de cuidados paliativos, ya que desafortunadamente, hay muchos casos en los que no hay más opciones.