Beber una o más tazas de café al día reduce el riesgo de insuficiencia cardiaca, según han evidenciado investigadores de la Universidad Northwestern en Chicago (Estados Unidos) en un estudio publicado en la revista ‘Circulation: Heart Failure’.

Para llevar a cabo el trabajo, los investigadores compararon varios estudios en los que se realizó un seguimiento de, al menos, 10 años, contando con datos de un total de 21.000 adultos de Estados Unidos. Para analizar los resultados de beber café con cafeína, los investigadores clasificaron el consumo como 0 tazas por día, 1 taza por día, 2 tazas por día y 3 tazas por día. En los tres estudios, el consumo de café fue autoinformado y no se dispuso de una unidad de medida estándar.

De acuerdo con las pautas dietéticas federales, de tres a cinco tazas de café por día pueden ser parte de una dieta saludable, pero eso solo se refiere al café solo. La Asociación Estadounidense del Corazón advierte que las bebidas populares a base de café, como los ‘lattes’ y los ‘macchiatos’, a menudo tienen un alto contenido de calorías, azúcar y grasas añadidas.

Además, a pesar de sus beneficios, la investigación ha demostrado que la cafeína también puede ser peligrosa si se consume en exceso. Además, los niños deben evitar la cafeína. La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que, en general, los niños eviten las bebidas con cafeína.

“Si bien no se puede probar la causalidad, es intrigante que estos tres estudios sugieran que beber café está asociado con un menor riesgo de insuficiencia cardiaca y que el café puede ser parte de un patrón dietético saludable si se consume solo, sin azúcar agregada y productos lácteos ricos en grasas”, han señalado los investigadores.