Beckman Coulter ha anunciado la indicación del test de interleuquina-6 para detectar la tormenta de citoquinas. La compañía ha comunicado la expansión de las indicaciones de uso de la prueba Access Interleuquina-6 (IL-6) en el Marcado CE (Comunidad Europea). Access IL-6 es un test de diagnóstico in vitro que permite determinar de forma cuantitativa los niveles de IL-6 en suero humano y plasma (heparina).

Este test automatizado “ayuda a los profesionales de la salud a identificar una respuesta de inflamación severa en los pacientes de COVID-19. Asimismo, permite determinar el riesgo de intubación con ventilación mecánica, en combinación con los descubrimientos clínicos y los resultados de otras pruebas de laboratorio.

Investigación para detectar la tormenta de citoquinas

El Servicio de Bioquímica Clínica del Laboratori Clínic Metropolitana Nord y el Departamento de Urgencias del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol Hospital de Badalona han hecho durante la pandemia una investigación sobre biomarcadores que puedan predecir respuestas severas a la COVID-19.

Carme García Martin y Cristian Morales Indiano, del Servicio de Bioquímica Clínica (Laboratori Clínic Metropolitana Nord), han explicado que “los resultados obtenidos mostraron que, en personas con infección por SARS-CoV-2, valores de IL-6 superiores a 35 pg/mL, junto a otras magnitudes del laboratorio y la clínica del paciente, se correlacionan con una mayor severidad clínica y la necesidad de ventilación mecánica invasiva”.

Por tanto, la determinación de IL-6 se considera un buen indicador de gravedad en pacientes con COVID-19, según los investigadores. “Los valores de IL-6 reflejan la respuesta inmune exagerada en este tipo de pacientes”.

Por su parte, Shamiram Feinglass, directora médico de Beckman Coulter, ha mostrado su esperanza en que al eliminar la necesidad del uso de ventiladores, se facilite la recuperación de los pacientes de COVID-19. “Esperamos disminuir la necesidad y consecuencias derivadas de la ventilación mecánica invasiva. A la vez, reducimos los costes en el sistema de salud y mejoramos la asignación de recursos”.