El Ministerio de Sanidad ha aprobado la financiación en España de Benlysta (belimumab) como tratamiento para la nefritis lúpica activa. La Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos ha tomado esta decisión que beneficia a cerca del 30 por ciento de pacientes con lupus eritematoso sistémico (LES).

En España, aproximadamente el 10 por ciento de las personas que tienen nefritis lúpica (NL) tratados con la terapia estándar desarrollan enfermedad renal terminal (ERT). La asociación de belimumab al tratamiento inicial debería traducirse en un mejor pronóstico a largo plazo, según ha indicado la compañía GSK.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha autorizado esta indicación en abril de 2021. Para ello, se ha basado en los resultados del estudio ‘Efficacy and Safety of Belimumab in Adult Patients with Active Lupus Nephritis (BLISS-LN).

El estudio BLISS-LN, de fase 3, ha evaluado la seguridad y eficacia de belimumab IV en adultos con nefritis lúpica activa confirmada por biopsia.

Belimumab para la nefritis lúpica activa

El investigador José María Pego forma parte del Grupo de Reumatología y Enfermedades Inmuno-mediadas del Instituto de Investigación Sanitaria Galicia Sur. Según ha indicado, el resultado más destacado de BLISS-LN “es que añadir belimumab al tratamiento estándar de inducción de la nefritis lúpica aporta una mejora en la eficacia terapéutica, en términos de una respuesta renal significativamente mayor”.

Por tanto, “indicar belimumab tras el diagnóstico de una nefritis lúpica, en su tratamiento de inducción, implicaría mejores desenlaces del paciente, al menos, en un medio plazo de dos años”.

Asimismo, Josefina Cortés, investigadora principal de la Unidad de Lupus del Hospital Vall d’Hebrón de Barcelona, ha comentado los posibles beneficios de belimumab sobre otras complicaciones del lupus. “Por su mecanismo de acción, esta opción terapéutica podría modular el curso de la enfermedad. Así, podría prevenir el número de brotes renales, el daño renal y actuar simultáneamente en las manifestaciones no renales del LES”. El tratamiento convencional tiene unos índices de remisión "no satisfactorios". Por tanto, un tratamiento ‘multiobjetivo’ inicial reportará más beneficios a largo plazo”, ha dicho la doctora.

Por su lado, Ana Ávila, especialista del Servicio de Nefrología del Hospital Doctor Peset de Valencia, ha defendido “el abordaje multidisciplinar” del paciente con lupus. De esta forma, entre otros beneficios, se pueden evitar “duplicidades en el tratamiento”.